ESPANYOL

Yangel, el curso del infortunio

El mediocentro venezolano encadena la segunda lesión grave que aún le mantiene inédito en este 2022 y su cesión expira el 30 de junio cuando vuelve al City.

0
Yangel Herrera.
GORKA LEIZA

Después del regreso de las vacaciones de Navidad, Yangel Herrera se quedó fuera de la lista de convocados para visitar Mestalla, aquel partido del 31 de diciembre, la última victoria del Espanyol en LaLiga. "No tiene opciones, sigue sin entrenar. Es un jugador que estaba en buenas condiciones antes de Navidad, pero no vino bien y no hemos podido contar con él hasta ahora. No me atrevo a decir cuándo estará bien", comentó Vicente Moreno antes del último encuentro ante el Betis.

Herrera padece una lesión entre el sóleo y el gemelo que le ha apartado un mes de los terrenos de juego y sin aún fecha de vuelta, una microrrotura que requiere cuidado a la hora de la recuperación. Es el segundo contratiempo de una aciaga temporada después de la fractura mínima del labio anterior del extremo distal de la tibia derecha que se realizó el pasado 19 de junio y que le mantuvo tres meses en la enfermería.

Herrera, jugador llamado a darle un salto de calidad al centro del campo, se estrenó en la jornada 10 ante el Elche (2-2), y los dos meses siguientes ha disputado nueve encuentros, seis de ellos de titular. El futbolista ha participado el 28% de los minutos y fue determinante ante la Real Sociedad en el RCDE Stadium, partido que ganaron los blanquiazules con un 1-0 tanto del venezolano. Con él de titular, en los seis encuentros disputados, el Espanyol ha seguido la tónica de la primera vuelta: tres victorias como local y tres derrotas de visitante.

"Yangel Herrera juega de '8' y de '10', pero su inicio es de '6'. Tal y como lo conocemos creemos que puede darnos mucho y tiene una evolución hacia los jugadores que tenemos en esa posición", comentó Francisco Rufete, director deportivo, en la presentación de un futbolista que finaliza contrato el 30 de junio, y que por el momento aún seguirá da baja al menos unas semanas. El futbolista no ha podido de momento demostrar ese aspecto diferencial. Las lesiones le han jugado en su contra.