SEVILLA

La noche en que Bono enseñó a Martial el 'Nunca se Rinde'

El Sevilla amargó dos veces al delantero que acaba de fichar. En 2018 le eliminó de la Champions y en 2020, de la Europa League con tres paradas del portero marroquí.

0
El Sevilla amargó dos veces a Anthony Martial. En 2018 le eliminó de la Champions y en 2020, de la Europa League con tres paradas del marroquí.

Monchi ha estado en contacto con Anthony Martial durante muchas semanas, en las que ha conseguido convencerle de que no había sitio mejor que el Sevilla para relanzar su carrera a pesar de que otros clubes con mayor nombre y poder, como la Juventus, también habían solicitado su cesión al Manchester United. Pero hace ya bastante tiempo que el delantero francés conoce perfectamente el equipo al que llega, que le ha amargado hasta dos veces y en ambas siendo jugador de Manchester United. En marzo de 2018, los de Nervión derrotaban a los red devils en octavos de final de la Champions League. En aquella eliminatoria, Martial tuvo una aparición casi testimonial: 10 minutos de suplente al final de la ida en el Sánchez-Pizjuán (0-0) y 13' en la vuelta, cuando dos goles de Wissam Ben Yedder (1-2) habían hecho ya enmudecer Old Trafford.

Pocos partidos, sin embargo, habrán marcado seguramente más la carrera de Martial que el tercero que ha disputado hasta ahora contra el Sevilla, el 16 de agosto de 2020. En aquella semifinal de la Europa League exprés disputada en Alemania, Yassine Bono le enseñó al francés con hechos lo que significa esa frase del himno de El Arrebato, 'dicen que nunca se rinde'. En apenas cuatro minutos, del 49 al 53, el portero marroquí fue capaz de detenerle hasta tres manos a mano al punta parisino, que jugaba entonces de 9. Martial estaba siendo una pesadilla para Diego Carlos y Koundé, pero no pudo con el portero marroquí, al que tendrá que esperar algunos días más para volver a ver porque viajó a la Copa África. Durante aquella 19-20 del inicio de la pandemia, Martial fue elegido mejor jugador del United gracias a sus 23 goles en 48 partidos, progresión que no tuvo continuidad la temporada pasada, cuando volvieron a ponerse en duda los 60 millones de euros pagados al Mónaco en 2015 por él.

El club del Principado lograba multiplicar por 12 lo invertido apenas dos temporadas antes, algo que posiblemente hizo seguro tirarse de los pelos a Jean-Michel Aulas, presidente del Lyon. "Tenemos que traspasar a Anthony Martial para respetar la estrategia del Olympique de Lyon". Con este escueto comunicado despachaba Aulas el inesperado traspaso de Anthony al Mónaco durante el verano de 2013, a cambio de unos cinco millones de euros. Con apenas 18 años de edad, Martial había jugado sólo durante algunos minutos de Ligue 1 con el primer equipo del Lyon, pero la hinchada le comparaba ya con otro gran delantero que ha salido de su cantera en los últimos tiempos, Karim Benzema.

Los ojeadores lioneses le habían reclutado del club de su barrio, Les Ulis, el mismo lugar donde por cierto crecieron Thierry Henry y Patrice Evra. En 2009, sin haber cumplido aún los 14 años, Anthony se marchaba a la ciudad del Ródano para crecer como uno de los valores más firmes de la cantera del Lyon hasta que se dio esa inesperada venta al Mónaco en 2013. Claudio Ranieri, entonces entrenador monegasco, no le hizo debutar oficialmente hasta finales de noviembre. Durante su primera titularidad, el 30 de ese mes, Martial anotó su primer gol como profesional, al Rennes. En el minuto 74', ovacionado por el Luis II, es sustituido por un futbolista que ahora volverá acompañarle en el ataque del Sevilla: Lucas Ocampos.