ELCHE

El Atlético de Madrid quiere a Lucas Boyé como sustituto de Luis Suárez

El delantero argentino del Elche, que también ha sonado para el Barça, tiene una cláusula de 25 millones de euros y Bragarnik no tiene la intención de negociar a la baja.

0

Lucas Boyé por Luis Suárez. Ese es el cambio que prepara el Atlético de Madrid para su ataque. La operación se planea de cara a la próxima temporada, aunque las brillantes actuaciones del delantero argentino del Elche, su cláusula de rescisión (25 millones de euros) y la gran cantidad de pretendientes que tiene, entre ellos el FC Barcelona, pueden precipitar los acontecimientos.

El Elche no quiere que Lucas Boyé se marche. Es una pieza fundamental para el técnico Francisco Rodríguez y su salida dejaría tocado al ataque del equipo, contando con que el también argentino Darío 'Pipa' Benedetto se marchó la semana pasada con destino a Boca Juniors. Lucas Pérez, Guido Carrillo y Pere Milla se quedarían como alternativas.

, propietario del Elche, no quiere ni oír hablar de ofertas: cláusula o nada. Y si es verano, mejor. En cualquier supuesto, no puede hacer nada porque cualquier equipo con el dinero en cuenta puede ejecutar la cláusula para liberar el contrato del delantero argentino. No hay muchos goleadores en el mercado y los grandes han empezado a mover ficha.

Boyé cuesta 25 millones de euros y su precio es el mismo ahora que en verano, salvo que el Elche descienda. En ese caso, su precio se rebajaría 10 millones de euros. Por eso, si el Atleti lo acuerda con el argentino y no tiene necesidad de incorporarle de inmediato a su plantilla, podría esperar a final de temporada para ejecutar la operación; aunque tampoco está dispuesto a dejar pasar la opción de firmar a uno de los mejores delanteros de la Liga y cuyo estilo se adapta como anillo al dedo al juego del Cholo Simeone.

Lucas Boyé, de 25 años, suma siete goles en los 17 partidos que ha disputado. Sólo se ha perdido cinco partidos por culpa de unas molestias en el tobillo y del COVID. En los dos últimos encuentros de Liga, ante Villarreal y Real Madrid, marcó. Los blancos pueden dar gracias de no haberle tenido enfrente en el duelo de Copa en el que estuvieron contra las cuerdas.

Bragarnik apostó por Boyé cuando había caído en el olvido. Primero le trajo cedido y cuando terminó la campaña pagó algo más de dos millones de euros para quedárselo en propiedad. Muy joven comenzó a ofrecer destellos de buen jugador y goleador en Argentina, primero en River y luego en Newells. Muy joven llegó a Europa para firmar por el Torino y salir a préstamo al Celta, AEK Atenas y Reading. En ningún sitio rindió como en el Elche, donde ha sido fijo para todos los entrenadores y ya acumula 14 goles en la temporada y media que lleva en Primera.

El propietario del Elche le mejoró el contrato y le subió la cláusula a principios de temporada para aumentar su cláusula hasta los 25 millones de euros, una cifra que a pesar de ser importante se puede quedar corta para el talento de Lucas Boyé.