VALENCIA

El Valencia acabó el partido ante el Atlético con un equipo de 23,5 años de media

El conjunto del Turia acusó la falta de experiencia en su plantilla y sufrió una remontada. Bordalás introdujo desde el banquillo a jugadores de 17, 19 y 20 años.

0
El Valencia acabó el partido ante el Atlético con un equipo de 23,5 años de media
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Todavía escuece por la capital del Turia la dolorosa derrota que se vivió ante el Atlético de Madrid en los últimos minutos de partido. Los che tenían los tres puntos en el bolsillo pero volvieron a acusar la falta de experiencia y los nervios llevaron a que se cometieran errores puntuales impropios. Lo sucedido no fue un evento fruto de la casualidad, sino del proceso natural futbolístico que viven los jugadores, y es que la plantilla del Valencia que acabó el partido ayer bien podría haber jugado en un torneo Sub-23.

Porque la media de edad del equipo che cuando el árbitro pitó el final del encuentro fue de 23,5 años. Una media más baja que la propia edad promedio del club che (24,2) pese a que ya de por sí es el segundo equipo con la plantilla más joven de LaLiga. Las lesiones y la falta de fichajes llevaron a que los cambios que Bordalás introdujo en el terreno de juego fueran futbolistas de 17, 19 y 20 años. Y, evidentemente, el equipo acusó la inexperiencia.

El Valencia jugó los últimos minutos con cinco jugadores menores de 24 años.

A ello se le suma que la plantilla Atlética está curtida en mil batallas y la edad media de los futbolistas que terminaron el partido fue de 27,5 años. Cuatro años de diferecia de media de edad. Una distancia importanate y que evidentemente se reflejó sobre el terreno de juego. Bordalás al término del encuentro volvió a insistir en los fichajes y en la necesidad que tiene el equipo de incorporar jugadores con experiencia.

Mosquera renueva hasta 2025

El Valencia, al menos, puede decir que está atando a sus futbolistas jóvenes talentosos. Su central Cristhian Mosquera ha renovado hasta el próximo 2025 tras debutar con el primer equipo. El hispanocolombiano, como adelantó AS, confía en el proyecto que pueda desarrollar el conjunto che y en el crecimiento que él pueda tener dentro del mismo, por ello ha querido ampliar su vinculación. De los futbolsitas del filia, es el que más agrada a Bordalás.