INGLATERRA

El día que Gerrard pudo ser desheredado por su padre

El técnico del Aston Villa, que hoy se enfrenta al Everton, guarda una foto con 7 años vestido con la equipación del eterno rival del Liverpool. “Todos cometemos errores”, dice.

0
El día que Gerrard pudo ser desheredado por su padre

Este mediodía el Aston Villa de Steven Gerrard visita el campo del Everton. El Aston Villa acude con cuatro puntos de ventaja sobre su rival de hoy, que está peligrosamente cerca del descenso. Pero Gerrard visita el banquillo del Goodison Park con una historia curiosa, un testimonio gráfico que le pone en un compromiso ante los seguidores de su actual equipo, el Aston Villa.

Hubo un tiempo en que Gerrard fue fotografiado con la equipación del Everton, aunque es cierto que fue siendo muy niño. Incluso, ganó un concurso de fotografías, ataviado con el uniforme del eterno rival del Liverpool. Para disgustazo de su padre, acérrimo seguidor del Liverpool. En parte la culpa fue de Lesllie, el tío de Gerrard. Se empeñó en llevar varias veces al 'niño Gerrard' a ver al Everton, con su equipación y todo.

"Él no irá, decía el padre de Gerrard a su tío. Tenía siete años en ese momento, estaba loco por el fútbol, no estaba tan al tanto en esos días sobre la intensa rivalidad entre Everton y Liverpool. Abrí el envoltorio, me puse la tira azul brillante y me dirigí a Goodison con Leslie, dejando atrás a un padre enfurecido. Desheredarme debe haber pasado por su mente. Leslie me guió a la sala de trofeos en Goodison, todo sonrisas, y el fotógrafo se disparó.

La hemeroteca es muchas veces cruel y esta foto vio la luz cuando fichó por el Liverpool. Ahora vuelve a salir a la luz. Según detalla Gerrard se trata de una foto tomada en 1987 por su tío Leslie, en contra de la voluntad del padre de Gerrard. Pero lo cierto es que la foto que le hizo su tío, rodeado de los trofeos del Everton, fue premiada.

"Leslie me llevó a Goodison cuando tenía seis años y vi algunos de los partidos del Everton en el camino hacia su campeonato de liga. Gané un concurso de programas para tomarme una foto con el trofeo de la liga y Charity Shield en Goodison. El tío Leslie estaba entusiasmado. Sabía que enfadaría a papá, y realmente lo hizo. Papá se puso loco al pensar en su hijo, todo de azul, de pie con orgullo en la sala de trofeos de Goodison. Cuando me convertí en una gran noticia con el Liverpool, algunos fanzines emprendedores del Everton descubrieron la foto y la publicaron. Estalló un gran debate. Mucha gente pensó que era una falsificación. No lo es. Es una fotografía genuina, tomada en 1987. Ese soy yo, vestido como un evertoniano, y no fue en una fiesta de disfraces o para una apuesta".

"Ahora que mi corazón pertenece al Liverpool, recuerdo el incidente y me pregunto qué diablos estaba haciendo. Lo achaco a la ingenuidad de la juventud. Todos cometemos errores", concluye.