BARCELONA

Incertidumbre en la portería

Xavi aún no tiene decidido quién estará bajo los palos este jueves en San Mamés. Neto jugó en Linares pero, como el año pasado Koeman, el de Terrassa podría cambiar.

0
Incertidumbre en la portería
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El once de Xavi con vistas al partido de San Mamés tiene, a día de hoy, muchas incógnitas aún. Empezando por el número uno. A estas horas, no está resuelto quién será el portero titular en Bilbao en el partido de octavos de la Copa del Rey (21:30 horas, Mediaset) ante el Athletic. La lógica, después de la alineación de Neto en Linarejos, indicaría que el brasileño será el elegido contra los de Marcelino. Pero no está claro. La actuación de Neto cotra el Linares, con titubeos en la segunda parte, no fue redonda; y, además, el brasileño vuelve a estar entre rumores de traspaso, justo como la temporada pasada, cuando pidió salir en invierno. El Barça no le dejó porque no trajo una oferta suficiente para las pretensiones del club. El brasileño bajó los brazos en los entrenamientos y Koeman cortó por lo sano. Después de alinearle contra Cornellà y Rayo, se lo cargó en Granada. En Los Cármenes jugó Ter Stegen, que ya fue titular hasta la final. Además, con intervención decisiva. En la vuelta de la semifinal, y con 1-0, le paró un penalti a Ocampos que, a posteriori, sería decisivo con los goles de Piqué, en el descuento del tiempo reglamentario, y Braithwaite, en la prórroga.

Este curso, la historia se repite. El Barça sabe que Neto quiere salir, pero le ha pedido, otra vez, que traiga una propuesta. De momento, el portero sigue pero será Xavi quien decida si tiene los cinco sentidos en el equipo y si está preparado para un partido que va a exigir un nivel de concentración altísimo ante el Athletic. La sensación de saberse suplente oficial, más allá de méritos, ha ido quemando a Neto desde que llegó al Barça, aunque el brasileño sabía antes de firmar qué rol le correspondía.

Si no juega Neto, lo hará Ter Stegen, que pese a su parada en Mallorca que le salvó dos puntos al Barça, no atraviesa el mejor momento de su carrera. Su capacidad de intimidación ha bajado mucho y mantiene las dudas por arriba y a campo abierto. Sale poco y eso lastra la confianza de la defensa. Contra el Madrid, en la Supercopa, tampoco estuvo súper en el 0-1 de Vinicius. Sin embargo, está más focalizado en la realidad del equipo que Neto y eso podría hacer que la balanza se decantase en favor del alemán. Xavi aún se piensa la decisión, y decidirá, posiblemente, el día antes del partido.