FÚTBOL

Evra y su autobiografía: abuso sexual a los 13 años, el llanto de Llorente en el avión...

Patrice Evra, ex del United, entre otros, ha publicado su autobiografía, 'I love this game', y explica los episodios más destacados de ella en 'L'Équipe'.

0
Patrice Evra.
MARCO BERTORELLO AFP

Patrice Evra era un futbolista intenso, bravo, que no temía meter la pierna cuando era necesario. Fuera de los terrenos de juegos, aunque siempre luciendo un gran sentido del humor, tampoco se muestra temeroso a decir lo que piensa. Su autobiografía recién publicada, 'I love this game' (me encanta este juego), es la mejor muestra de ello. Sin embargo, los episodios que en ella narra distan mucho del tono jocoso al que muchas de sus intervenciones o sus vídeos en la redes sociales nos tienen acostumbrados.

En una extensa entrevista a L'Équipe analiza lo más destacado: explica por qué decidió contar a última hora los abusos sexuales que sufrió con 13 años, habla de la homosexualidad en el fútbol y cuenta una anécdota con Fernando Llorente cuando jugaban en la Juventus, que sufrió las burlas de sus compañeros por llorar en el avión del equipo con una película...

Cambio de última hora: "Una primera versión del libro llevaba cuatro años terminada cuando tomé esta decisión. En esta primera versión, mentí, no mencioné este episodio (el abuso sexual)... Porque nunca se lo había contado a nadie. Entonces, un mes antes de la publicación del libro, llamé a los editores y les dije: "Tendremos que cambiar algo. Dijeron: "Es imposible, es demasiado tarde. Pero yo dije: "No, esto es muy importante".

Cuando estaba en el Monaco (2002-2006) evitó señalar al culpable, ¿por qué?: "Me excusaba, pensaba que no sería bueno para mi carrera. Pero la verdad es que no estaba preparado para hablar de ello, porque no aceptaba lo que había pasado... La policía te interroga y tú dices que no ha pasado nada. Y te sientes avergonzado de ti mismo. Te sientes como un cobarde, abandonando a otras personas que estaban en la misma situación...".

¿Otros jugadores también han sufrido abusos?: "Sí, algunas personas me han mandado un mensaje para decirme: 'Pat, a mí me pasó lo mismo'. Obviamente, no voy a obligarles a hablar. Si no hablan, es porque no están mentalmente preparados para hacerlo. Necesitan estar bien rodeados. Pero el problema es que, por lo general, una vez que has sufrido este tipo de abusos, no confías en nadie. Espero que estas historias acaben saliendo a la luz".

En todos los clubes en los que he jugado, había una media de dos jugadores homosexuales.

Patrice Evra, en 'L'Équipe'

Temas tabú en el fútbol: "También debería haber más libertad de expresión sobre el tema de la homosexualidad. En todos los clubes en los que he jugado, había una media de dos jugadores homosexuales. ¿Por qué no salieron? Porque si lo hacían, su carrera estaba acabada".

El día que Fernando Llorente lloró en el avión: "Sí, pero eso no significaba que Fernando no estuviera preparado para luchar en un combate. En el fútbol, no puedes mostrar debilidades o diferencias, de lo contrario parecerás vulnerable. Hay una masculinidad tóxica. No nos damos cuenta del daño que hace a la salud mental de los jugadores. Sobre todo porque utilizamos constantemente el vocabulario de la guerra, comparando los partidos con las batallas.

En su etapa en el United se describe como un "robot al servicio del club": "Estaba contento de ser futbolista, pero no conocía la emoción de ser feliz. Incluso levanté trofeos fingiendo ser feliz. Justo después de la final de la Liga de Campeones de 2008 (ganada al Chelsea), pensaba en nuestra eliminación de la Copa (en la 6ª ronda, contra el Portsmouth, impidió que el United pudiera conseguir el triplete). Me había convertido en una máquina de ganar".

Evra, Anelka y el motín en el Mundial de Sudáfrica

Una grave crisis interna terminó con la eliminación de la selección francesa, dirigida por aquel entonces por Raymond Domenech, en la fase de grupos del Mundial de Sudáfrica 2010. En una entrevista concedida al medio galo RMC Sport, uno de los protagonistas de aquel acontecimiento ha narrado lo sucedido entre Nicolas Anelka, que terminó expulsado de la concentración, y el entonces seleccionador francés. "Cuando vemos a Nico (Anelka) vestido de calle con su bolso... Lo soltaron como a un pedazo de mierda. Les dije a los muchachos que íbamos a tener una reunión para despedirnos de Nico. No era para protestar sino para despedirme de Nico. Nico se va".

Patrice Evra, capitán de aquella Francia, explica en el programa Rothen s'enflamme, de Jérome Rothen, qué es lo que ocurrió realmente entre el ex jugador del Real Madrid y Domenech durante el Francia-México: "Nico (Anelka) se está atando los cordones, ni está mirando, y le dice al seleccionador: "Vete a la mierda con tu equipo, si ese es el problema, no juego". Domenech ni siquiera lo escuchó, sino que fue su ayudante". Ese es el momento en el que el propio Evra interfiere para que el 'encontronazo' entre ambos no vaya a más, pero es entonces, con Anelka está preparado, cuando Domenech dice: "No, Gignac está calentando, está muerto". Retomamos la segunda parte perdidos. Nico se sintió agredido".

No obstante, tal y como afirma el ex futbolista francés, la intención de Anelka era perdir disculpas "al equipo y al entrenador", ya que el diario francés L'Équipe había filtrado filtrado unas supuestas declaraciones de Anelka contra Domenech que el futbolista negaba: "No voy a ir y disculparme públicamente por algo que no dije. Cuando me dijeron que iban a echar a Nico, le dije a Domenech: "Este va a ser el error más grande, vas a destrozar este grupo, este grupo va a dar un vuelco"". A pesar de que el seleccionador dijo que "si se disculpa con el grupo y conmigo", no habría problema, la realidad es que ni Evra ni Anelka fueron capaces de encontrar a Domenech en el hotel de concentración y, cuando lo consiguieron, este dijo que "ya es tarde, se acabó. Arriba está el Presidente de la República". Y es que, para Evra, "esta es una historia política. No debemos mentirnos unos a otros. Francia estaba en crisis, estaba la huelga contra las pensiones... Era política".

Pero Anelka y Evra no fueron los únicos involucrados, ya que un ex azulgrana como Eric Abidal también cargó duramente contra el ex seleccionador de Francia durante aquella Copa del Mundo.  "Me da asco el fútbol, me avergüenzas, no quiero jugar más. No volveré a jugar en la selección de Francia mientras seas el entrenador", llegó a decir el francés a Domenech. Finalmente Evra consiguió calmar y convencer a Abidal para disputar el último encuentro, ya que nunca iban a "traicionar a la gente" ni negarse a jugar con la selección francesa. Aún así, el ex seleccionador aún tendría tiempo para ponerse a los jugadores en su contra una última vez. Cuando estaban en el autobús, "Raymond (Domenech) manda a alguien a quitarle las llaves al chofer y confiscarlas. No podíamos volver a casa. Raymond subió al autobús después diciendo: "¿Quieren ser unos niñatos? Pues se van a hundir". Domenech terminaría siendo despedido por la FFF al leer un comunicado contra la propia organización, tal y como afirma Patrice Evra.