INGLATERRA

Rangnick tiene trabajo por delante en el Manchester United

Ganó el Manchester United en casa del Norwich City, pero sufrió más de lo debido ante el colista de la Premier League. "Aún queda mucho por hacer", dice el técnico.

0
Rangnick tiene trabajo por delante en el Manchester United
PAUL ELLIS AFP

Tres encuentros ha dirigido Ralf Rangnick con el Manchester United. Todavía es pronto. En el debut del alemán en la Premier League, los suyos empezaron a ofrecer muestras de lo que se espera de ellos en las próximas semanas. Los red devils vencieron por la mínima al Crystal Palace, con un sistema 4-2-2-2, presionando muy arriba para recuperar lo más cerca de la meta contraria posible. Al remate, los tres puntos se quedaron en Old Trafford después gracias a un zapatazo de Fred desde fuera del área. Solo llevaba tres días de trabajo, necesitaba tiempo. Sin embargo, fue el partido en que más dominio tuvieron los mancunianos. Suya fue la posesión, y un mayor número de ocasiones. E incluso se impusieron en la estadísticas de faltas, entendible en un equipo que presiona arriba y que debe evitar que lo pillen desprevenido.

Luego llegó el duelo ante el Young Boys en la Liga de Campeones. Con el primer puesto del grupo y el pase a octavos en el bolsillo, Rangnick dio la oportunidad a los menos habituales y ofreció debuts a un buen puñado de canteranos. Mason Greenwood abrió el marcador muy pronto con una volea fantástica. Un espejísmo. Pisaron el acelerador los jóvenes de rojo, pero el partido ante los suizos no fue más que una práctica, un ensayo, y cuando los helvéticos salieron a buscar un resultado que les garantizara el tercer puesto pusieron en apuros a los de Old Trafford. 17 veces disparó el Young Boys, por solo siete de los mancunianos.

El sábado, el Manchester United tuvo una nueva oportunidad de sumar e ir aplicando conceptos nuevos. Visitó al colista de la Premier League, pero el Norwich City le plantó cara. Tuvo contra las cuerdas a los red devils durante varios tramos del partido. Ni hubo la presión que se espera de un equipo manejado por Ralf Rangnick, ni tampoco la intensidad necesaria para resolver la papeleta con comodidad. Tuvieron que aparecer Cristiano Ronaldo para provocar un penalti y convertirlo, y David De Gea para desbaratar todo intento local. Y hubo unos cuantos. "Lo hicimos bien defensiva y tácticamente en la primera parte", explicó Ralf Rangnick tras el partido.

De Gea, un clavo ardiendo

"Al descanso dije a los chicos que necesitábamos aumentar la velocidad y la intensidad de nuestro juego. Estuvimos un poco mejor, pero tuvimos mucha suerte manteniendo la puerta a cero con dos o tres grandes paradas de De Gea. Por lo menos nos llevamos los tres puntos, pero aún queda mucho trabajo por hacer". Es español está siendo clave, el primer 'aliado' del alemán, pero no puede ser el clavo ardiendo siempre. El calendario, aunque ajetreado en esta época del año, le plantea retos en principio asequibles para seguir poniendo a punto al Manchester United. Después de medirse a dos equipos en mitad de tabla como Brentford y Brighton, antes de cerrar el año contra dos rivales en puesto de descenso, el Newcastle United y el Burnley.