ATLÉTICO DE MADRID

Moral y centrales para el derbi

El triunfo en Oporto devuelve la confianza al Atlético, que recupera a Felipe y espera a Giménez para visitar al Real Madrid en un encuentro decisivo por la Liga.

0
Los jugadores del Atlético celebran la victoria por 1-3 ante el Oporto en el vestuario de Do Dragao.
@atleti

El Atlético regresó de Portugal con el billete a octavos de Champions y con otra cara. El triunfo en Oporto evitó un revés que habría dejado la temporada casi liquidada en diciembre, pero ahora el equipo mira al futuro de otra manera. El lunes conocerá a su próximo rival europeo y el día antes toca derbi en el Bernabéu. Y el vestuario se ha convencido, otra vez, de que será difícil, pero ni mucho menos imposible. Además, Simeone recupera piezas en defensa tras el parcheado que tuvo que hacer en O Dragao. Hay motivos para la confianza en la casa rojiblanca.

El Cholo pierde a Luis Suárez, pero ahí tiene a un Cunha que cotiza al alza. El brasileño, en silencio, va convenciendo a todos y ante el Oporto volvió a sumar. Trabajo sin balón y calidad con él, con una jugada que, si no lo llega a evitar Pepe bajo el larguero, se habría convertido en el gol del año. Sin Suárez, Simeone elegirá entre Cunha, Griezmann, João Félix y Correa para el Bernabéu.

Vrsaljko cae, Felipe vuelve, Giménez es la incógnita

En defensa, se quedará fuera Vrsaljko, que jugó más de una hora con una fractura en la cara. El croata fue el héroe inesperado en Oporto, jugando fuera de posición a gran nivel. A cambio, está de vuelta Felipe, que no jugó contra su antiguo equipo por sanción. A falta de varios entrenamientos, se espera también a Giménez, aunque siempre con cautela. La zaga de circunstancias (Vrsaljko, Kondogbia y Hermoso) dio la talla en Champions, pero recuperar efectivos es indispensable.

Pero sobre todo, el Atleti volvió de O Dragao con un subidón de moral. Los propios futbolistas repasaban sus sensaciones tras el encuentro: fatiga, sufrimiento, alivio, orgullo y mucha alegría. "Esto es el Atleti", comentaban Griezmann y Hermoso. "Se ha visto que somos un grupo fuerte y que podemos hacer más de lo que estamos haciendo", explicaba Oblak, siempre autocrítico, pero optimista: "Cuando no se está bien, hay que sobrevivir porque todo puede cambiar".

João Félix, carta ganadora

Y la cita de Oporto ha servido también para dar valor a algunas piezas de la segunda unidad. Los casos más llamativos son los de Vrsaljko, que apenas ha contado, y Cunha, en fase creciente, pero también está Kondogbia, y asoma Lodi, que entró a remar en el tramo final. "Somos un grupo unido. En algún momento quien hoy ha sentado será titular y le tocará salir a ganar el partido. Necesitamos a todos", explicaba Griezmann. Esta frase del francés evoca directamente a João Félix, que se quedó sin minutos en O Dragao y puede ser uno de los ases en la manga del Cholo.

El Atlético regresa a los entrenamientos para empezar a preparar el derbi. Un triunfo completaría la semana perfecta de los rojiblancos, pero antes del partido toca ir revisando a los tocados. Giménez y Trippier tienen unos días para unirse al cien por cien al grupo. Cada buena noticia es recibida con alegría. El vestuario pretende tomar el 1-3 de Oporto como un punto de inflexión, empezando por la Liga: el domingo va al Bernabéu, donde ya ganó dos veces a Ancelotti, y después visita al Sevilla y al Granada.