REAL MADRID

Jovic da un giro radical

El serbio, que había dicho a sus agentes que escucharan ofertas para salir en invierno, prefiere ahora esperar con la esperanza de ser importante.

0

Jovic comienza a ver la luz al final del largo túnel que atraviesa desde que fichó por el Real Madrid, desde el Eintracht, por 60 millones de euros. La lesión de Benzema y su partidazo ante la Real Sociedad, facilitando la victoria con una asistencia a Vinicius y un gol, le han abierto las puertas a su gran oportunidad en la entidad blanca. Contra el Inter fue titular y no desentonó con los de arriba. Tuvo dos oportunidades, una la tiró con clase por encima del portero y salió rozando el larguero y la otra, en la segunda parte, fue un tiro escorado que estrelló en la red.

Antes, por unas circunstancias o por otras, Jovic no había podido tener continuidad. Ahora, al menos y después de jugar ante el Inter, está pendiente de saber si Benzema se recupera finalmente o no para disputar su segundo partido como titular de manera consecutiva en el derbi ante el Atlético. Ante el Inter, en la Champions, Ancelotti no le sustituyó por Mariano, hasta el minuto 78.

Esta circunstancia, volver a contar para el Madrid y para el nuevo técnico, han provocado un giro radical en los planes del serbio. AS adelantó hace unas fechas que había indicado a sus agentes que escuchara ofertas para intentar salir cedido en el mercado invernal. No era una prioridad para él, pero sí quería explorar otras opciones. Ahora, si la inercia sigue positiva para él, cerrará la puerta a una salida. No escuchará ofertas, con la idea de, por fin, cumplir su sueño de poder ser importante en el Real Madrid.

A sus 23 años, para Jovic fue un golpe duro que Ancelotti no contara con él en el partido ante el Elche en el que Benzema fue baja de última hora. No llegó a disputar un solo minuto a pesar de que estuvo calentando durante la segunda parte. Con alguna molestia física, el técnico prefirió no forzarle y poner a Mariano, que terminó siendo protagonista dando una asistencia de tacón. La ilusión del serbio en esta nueva etapa con el italiano estaba justificada, ya que fue el propio Ancelotti el que paró cualquier salida del delantero el pasado verano.

Ancelotti quería verle con detenimiento en su trabajo diario, confiado en poder devolver al jugador a su mejor versión, la que hizo que el Madrid pagara 60 millones de euros por él después de una temporada estratosférica en el Eintracht en la que marcó 27 goles en 48 partidos. Fue después de ese partido ante el Elche cuando decidió escuchar ofertas. Pero ahora todo ha cambiado de nuevo. Jovic continuará persiguiendo su sueño… Primero ante la Real, ahora ante el Inter y en el horizonte el Atlético, lo que puede ser su gran oportunidad.