ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético, de dado por muerto a coco del sorteo de la Champions

El equipo rojiblanco se coló a última hora en los octavos, pero la Prensa europea ya le señala como uno de los peligros del bombo 2. "El rival que nadie quiere", sentencia el alemán Sport1.

0
Los jugadores del Atlético celebran la victoria ante el Oporto en Champions (1-3)
CHEMA DIAZ

El Atlético llegó a la última jornada de la Champions en la cuarta posición y a la espera de una carambola y sufrió en Oporto para ejecutarla, pero el 1-3 le ha puesto en los octavos de final. De casi muerto al sorteo de este lunes, donde probablemente le espera un duro rival, pues jugará contra un campeón de grupo (salvo el Liverpool y el Madrid). Pero ojo, el Atleti es uno de los equipos a evitar...

"El rival que nadie quiere en los octavos de final", es la información con la que abre el portal alemán Sport1 en referencia al Atlético. "Los españoles confían en su agresividad y su dureza y se convierten en un oponente no deseado", explica en su interior. "El Atlético se mantiene fiel a su método, su locura y su magia. Igual no es lo más agradable, pero siempre es eficaz", expone Sports Illustrated.

"El equipo que nadie quiere en los octavos de final", en Sport1

En la cabeza de muchos, tanto analistas externos como miembros de los equipos de Champions, están algunas eliminatorias en las que el Atleti no partía como favorito y acababa avanzando. El precedente de Anfield en 2020 es el ejemplo más cercano y más claro, con dos triunfos (1-0 y 2-3) ante el vigente campeón y máximo favorito. Hubo más: Bayern, Barça, Chelsea...

A falta de completarse la jornada final, en el bombo de los segundos están ya el PSG, el Sporting de Portugal y el Inter, además de los rojiblancos. Este miércoles se conocerán los otros cuatro equipos de esta copa (Barça o Benfica; Villarreal o Atalanta; Lille, Salzburgo, Sevilla o Wolfsburgo; y Chelsea o Juventus). Los parisinos sí están por delante del Atlético en las apuestas, pero el equipo de Simeone intimida mucho. El triunfo en Oporto volvió a poner en la mesa que no es buena idea dar por muerto a este Atlético.