INGLATERRA

Thomas, en línea de fuego

El exjugador rojiblanco sigue sin dar su mejor versión, y es constantemente criticado por la afición del Arsenal. Hasta Arteta le mandó un mensaje en público...

0
Thomas, en línea de fuego

Thomas Partey sigue pasando por una situación incómoda en el Arsenal. Hace más de un año que el centrocampista abandonó el Atlético de Madrid en busca de un reto más grande. El Arsenal, la Premier, Arteta... pues nada está funcionando. Los fans gunners muestran constantemente su crítica hacía el ganés (costó 50 millones de euros) y ha sido Arteta el que ha tenido que salir a apagar el incendio. El técnico español, además, le dejó un recado. Cree que su jugador puede dar más de sí.

"El hecho de que haya tenido tantas lesiones no ha sido realmente útil para él porque no ha encontrado la plataforma físicamente en su mejor momento. Luego ha tenido algunos juegos en los que ha sido más consistente que en otros".

Arteta se mojó sobre las críticas recibidas: "No creo que esté relacionado con el dinero. La afición ha visto la calidad y lo que puede aportar sobre el terreno de juego. Queremos ver eso más a menudo. Es un jugador importante en el equipo y obviamente lo hemos echado de menos durante mucho, mucho tiempo desde que se incorporó y eso no es lo ideal. Pero nuestro objetivo es sacar lo mejor de él y cómo vamos a lograr eso".

"Nuestro objetivo es sacar lo mejor de él y cómo vamos a lograr eso"

Arteta

La trayectoria del futbolista en el Arsenal no ha sido ascendente, sino más bien lo contrario. Tanto que en pocos meses su valoración de mercado cayó 10 millones de euros (de 50 a 40). No solo el tema deportivo, también su actitud deja dudas en el staff del club londinense. El último incendio fue provocado porque se enfrentó a uno de los canteranos durante una sesión de entrenamiento. Algo que no gusta, y que tiensa cada día más la cuerda. A sus 28 años, su futuro no parece nada claro...

El Thomas más crítico

En declaraciones a Sky Sports, el ex del Atlético de Madrid se mostró autrocrítico por su rendimiento en Londres. Es más, se suspende: "Me doy un cuatro sobre diez. Hay momentos en los que puedo dañar al otro equipo, pero en otros pierdo la concentración y es ahí cuando todo va mal. Es cuando te das cuenta de que tienes que mejorar".

Además, entiende todas las críticas que la afición está vertiendo sobre él: "Ante el United tuve un par de momentos en los que regalé el balón. Alguien que lo vea en la televisión o desde el estadio... Es normal que vean esto. Tengo que aprender de lo malo y tratar de hacerlo mejor. Me exigen más y personalmente sé que puedo dar más. Tengo que seguir trabajando y al final obtendré los resultados. Tengo que leer más el juego".