INGLATERRA | LAMPARD

Lampard: "¿Mi adiós del Chelsea? Me desperté y tenía un mensaje..."

Frank Lampard ha detallado cómo fueron sus últimas horas en el Chelsea en el programa de YouTube de Gary Neville. Además, ha explicado todo lo que rodeó al 'caso Kepa'.

0
Frank Lampard.
PETER POWELL AFP

Frank Lampard tomó las riendas de un Chelsea que no podía fichar, por la sanción impuesta por la FIFA. En su primer curso tiró de cantera y de futbolistas que conocía bien de su etapa en el Derby County y logró un más que meritorio cuarto puesto. Mason Mount o Tammy Abraham brillaron bajo el ala del legendario centrocampista inglés y así se llegó al verano de 2020. Los blues hicieron el desembolso que no pudieron hacer previamente y, de golpe y porrazo, llegaron Timo Werner, Kai Havertz, Ben Chilwell, Hakim Ziyech, Thiago Silva o Édouard Mendy. Una inversión de 270 millones de euros que terminaría costándole el puesto.

Con el equipo lleno de dudas, el Chelsea tomó la decisión de rescindirle el contrato. Novenos en la Premier e inmersos una racha que solamente les había permitido ganar un choque de los últimos cinco, Thomas Tuchel tomó el relevo en enero y fue un soplo de aire fresco. Con el Krumbach, todo hizo click, hasta el punto de convertirse en campeones de Europa. Sin embargo, como señalábamos, hubo luces en la era Lampard. Aunque, quizá, la sombra que más tiempo le acompañó fue el 'caso Kepa', que acabó con Frank pidiendo el fichaje de Mendy, por entonces meta del Rennes.

Acerca de sus últimas horas en la entidad de Stamford Bridge y todo lo referente al cambio de 'numero 1' en la portería ha charlado con Gary Neville, en 'The Overlap', el programa del exdefensa en su canal de YouTube. Así comenzó su último día: "Bueno, veníamos de ganar al Luton en cuarta ronda de FA Cup o la que fuera. La mañana siguiente recibí un mensaje de Bruce Buck, el jefe, diciendo: '¿Puedes venir al entrenamiento y reunirte con nosotros en la sala de juntas?'".

El mensaje definitivo

"Ese primer mensaje... Te levantas y piensas, 'vamos a echar un vistazo a Instagram'. Es broma, pero una que el club toma la decisión, no hay buena manera de hacerlo, sinceramente", explica, jovial. "Lo supe inmediatamente", reconoce. "Cuando me reuní con Bruce y Marina (Granovskaia) fue todo muy cordial. Sabía para lo que iba. No en ese momento, pero uno está agradecido por ese período. Es lo que es, van a mirar hacia delante y no hay nada que hacer. Nunca había estado en una posición así, es un poco surrealista en ese instante, pero cuando aceptas el trabajo, sabes que esa llamada puede llegar. En el Chelsea pasará, a menos que ganes títulos, y eso no iba a pasar", se sinceró.

Tras ello, gran parte de la charla tuvo un denominador común, como decíamos, Kepa Arrizabalaga, sus dudas y la llegada de Mendy, con Lampard como gran valedor. "No me presionaron. Mi comunicación con los de arriba siempre fue buena. Cuando sacas del equipo a un portero de 85 millones de euros sabes que no será una decisión sencilla. Kepa lo estaba pasando mal, no hay duda, en la primera temporada y estoy seguro de que él mismo lo reconocería. Fue muy sincero en las conversaciones que tuvimos, fue duro para él y esa posición es diferente de cualquier otra porque te disparan todo el tiempo y la falta de confianza aparece más que cualquier otra cosa", contextualizó.

La decisión con Kepa

"Traté de tener conversaciones sinceras con él y llegó el momento en el que tuve que hacer el cambio. No había un sentimiento de presión desde arriba. Es lo que trato de decir, pero se convierte en algo muy sonoro cuando lo haces, puesto que está esa etiqueta que acompaña al jugador (el portero más caro de la historia). Estaba pasándolo mal y por eso, no quiero decir que tenía que salir del equipo porque suena dramático, tuve que tomar esa decisión", añadió. Desde el club lo entendieron y lo siguiente fue lanzarse a por Mendy, dueño indiscutible en estos momentos de la portería del equipo: "Me apoyaron en eso (fichar a Mendy). No creo que esté siendo duro con Kepa ahora, porque es un portero con mucho talento, pero tuvo un año malo y yo estaba allí, por la razón que fuese y sentía que era una posición que podíamos mejorar".