REAL MADRID

Mbappé, fichaje asegurado

El Real Madrid diseña la próxima temporada con el francés en sus planes. Carlo Ancelotti, técnico italiano de los blancos, sueña con un tridente formado por Kylian, Benzema y Vinicius.

Madrid
0

A falta de 28 días para que Mbappé pueda firmar por el Madrid sin ninguna cortapisa (su contrato con el PSG finaliza el 30 de junio de 2022 y legalmente ya puede negociar desde el 1 de enero), en el seno del club blanco respiran tranquilos y aliviados porque saben que el fichaje del parisino está más que asegurado. No hay marcha atrás. La prueba de que su fichaje (22 años) no corre peligro alguno es que en todas las planificaciones de la entidad madridista, tanto desde el aspecto deportivo como el de la generación de recursos paralelos unidos al impacto de su imagen por ser ya un icono mundial del fútbol, en todos esos escenarios aparece la figura de Mbappé.

Este no es un fichaje improvisado, sino de cocción lenta que viene ajustando todos sus perfiles desde hace ya cerca de año y medio. Mbappé ha sabido mantener su palabra y eso es clave. "Kylian tiene la cabeza muy bien amueblada y por eso en verano quiso forzar su salida para dejar un buen dinero en las arcas del PSG. El chaval se portó de lujo, no pudo hacer más. Ahora vendrá gratis y es por culpa de ellos", comentan dentro del club con la ilusión de ver el final de la cuenta atrás cada vez más cercano.

Las estadísticas generales de Kylian Mbappé.

Si hubiese una sola posibilidad de que Al-Khelaïfi convenciese a Kylian para renovar, este ya habría puesto su firma. Pero su voluntad es inquebrantable desde hace tiempo y el Madrid lo sabe. Mbappé quiere ser la cabeza del gran proyecto que desde 2022 iluminará el nuevo Bernabéu con una propuesta que garantiza el éxito del modernizado estadio de La Castellana. "Aquí no se sentirá el tercero en el cartel, como le pasa en el PSG con Messi y Neymar. Aquí será el eje de un proyecto ambicioso que espera enamorar al mundo entero". Esto tiene muy motivado al jugador, consciente de que este pasado verano le ningunearon en París al traer a Messi a lo grande para ayudarle, como así ha sido, a ganar su séptimo Balón de Oro.

El noveno puesto alcanzado por Mbappé en la pasada Gala del Balón de Oro le ha dolido. Con 18 años fue cuarto en dicho premio tras hacer un gran Mundial de Rusia. Tres años después ha retrocedido cinco puestos en vez de evolucionar. Él lo achaca en gran parte a estar en el PSG, un club que deportivamente no acaba de responder a las expectativas. Kylian sabe que, al igual que su ídolo Cristiano, jugando en el Madrid tiene muchas más posibilidades de estar en lo más alto del star system y, por lo tanto, aspirar por fin a ganar su primer Balón de Oro. El pasado lunes lo dejó entrever en París: "Por supuesto que mi objetivo es ganar un Balón de Oro o varios, pero hay un proceso para conseguirlo". El proceso se llama "fichar por el Real Madrid". Ancelotti es cauto y se limita a decir que "Mbappé es un gran jugador", pero en su fuero interno se regocija por la suerte de poder disponer desde julio de 2022 de un tridente que puede marcar una época en el fútbol europeo y mundial.

Carletto sabe que el club ha hecho bien su trabajo y disfruta en la intimidad de la planificada llegada de un jugador top entre los top. Su tridente va a dar muchas portadas en la próxima década. Ancelotti cuenta con Mbappé-Benzema-Vinicius como tridente estrella. Quiere a los tres a la vez y le parece infantil el debate de la banda izquierda. Él hará jugar a los tres arriba, sabiendo que la movilidad de Kylian le permite lucir en los tres perfiles del ataque. Lo seguro es que Vinicius seguirá en su banda izquierda, dado que el italiano se ha convencido de que en ese puesto el brasileño es ahora mismo el mejor jugador del mundo. Mbappé, que esta temporada lleva 16 goles y 16 asistencias en 25 partidos oficiales (entre PSG y selección francesa), está tranquilo y aguantará hasta el 1 de enero para poder ver cumplido su sueño. Curiosamente, ayer se cumplieron seis años de su debut en el fútbol profesional. Fue con el Mónaco, con solo 16 años, y salió en los últimos minutos ante el Caen en partido de la Ligue1. Sustituyó a Fabio Coentrao. Ahí arrancó su leyenda...