ATLÉTICO DE MADRID

Cunha llama a la puerta

El brasileño aprovecha los minutos de Simeone y ante el Cádiz marcó su segundo gol y dio su primera asistencia. Todavía no ha sido titular, pero se lo quiere ganar con trabajo.

0

Matheus Cunha quiere ganarse su espacio en el Atlético a base de rendimiento. El delantero de 22 años, que es un fijo para Tite con la selección brasileña, no piensa rendirse en su lucha por ser importante de rojiblanco y ante el Cádiz dio un paso de gigante.

Si todavía no ha gozado de ninguna titularidad en el Atleti, algo que sí tuvo en el último parón internacional disputando 87 minutos contra Argentina, cuando el Cholo le da entrada se come el césped. Y ante el Cádiz, poco más se le puede pedir en los 17 minutos que jugó. Saltó al campo a la par que Correa y acto seguido al gol de Griezmann que ponía el 0-2 en el marcador. Pero el ‘19’ tenía la clara misión de que el equipo no se replegase, piernas frescas arriba para seguir presionando y buscando aumentar el marcador.

Y junto al argentino y al francés fabricaron un gol de bellísima factura y altísimo nivel combinativo en una jugada donde Correa tocó con Cunha, este para Griezmann, de nuevo al brasileño y apertura para el argentino que conseguía su cuarto gol con cuatro pases al primer toque para sentenciar el partido. Y si el Cádiz tenía la mínima inclinación por despertar en el final del encuentro a partir del 1-3, el propio Cunha definía un pase al espacio de Griezmann con un disparo potente y colocado para hacer su segundo tanto con la camiseta del Atlético y dejar patente que puede dar mucho al equipo.

Y pese a no ser un nueve puro, ya que Cunha siempre había destacado en la Bundesliga como segundo delantero, tanto en el Atlético como en la selección se está comenzando a moldear un estilo de punta muy móvil, capaz de correr al espacio, estirar al equipo, con buen desmarque y definición con su pierna derecha. Ante el Milan no acertó en la que tuvo para empatar el encuentro, pero en Liga sí que ha sido capaz de anotar en las dos grandes ocasiones con las que ha contado desde su fichaje procedente del Hertha de Berlín. Ante el Levante recibiendo el pase de De Paul y definiendo por debajo de las piernas y contra el Cádiz con un chut potente sin dar la menor opción a Ledesma.

Con cualidades muy útiles para el equipo, que ya se comparan con las del primer Diego Costa con esa capacidad de hacer mucho daño con su zancada, Matheus Cunha ha tenido hasta ahora la estrella de mejorar casi siempre los resultados del equipo con su entrada. Un talismán que se quedó con ese lunar en Champions contra el Milan, pero que en Liga ha visto como el equipo tiene un balance de 10 puntos ganados con él sobre el césped en los 169 minutos que ha jugado. Podían haber sido 12 con su gol en campo del Levante, pero su valor quedó anulado por un penalti señalado con el VAR de los que se convierten en aún más incomprensible viendo lo ocurrido en otros estadios en la última jornada.

Cunha ha tenido sus minutos de participación en siete de los últimos ocho partidos del equipo (todos menos Mestalla, donde al Atlético se le escaparon dos goles de ventaja en el descuento) y todo hace presagiar que cada vez va a ir a más. Con la vuelta de João Félix la competencia arriba es voraz, pero el brasileño ha hecho méritos para entrar en los planes de Simeone. Tiene unas características muy diferentes y complementarias a las de Suárez y un valor extra en esa velocidad y también capacidad de presión y para incomodar a los centrales que más le cuesta al uruguayo cuando el equipo está más hundido en campo propio. Algo que permite estirar al equipo, porque la zaga rival no puede subir líneas tan fácilmente conscientes del peligro que supone dejar a Cunha con metros a su espalda. El brasileño sigue con su proceso de adaptación al Atlético, pero cada vez llama más fuerte al Cholo a la puerta de los minutos.