OSASUNA

Aprobados y suspensos de Osasuna: Con más corazón que cabeza

Los rojillos se adelantaron por medio de Budimir, de penalti, pero acabaron empatando

Pamplona
0
Aprobados y suspensos de Osasuna: Con más corazón que cabeza
OSKAR MONTERO DIARIO AS

Osasuna afrontaba el encuentro ante el Elche con el doble objetivo de reencontrarse con la victoria y con el gol. Sólo logró lo segundo. Los rojillos salieron bien, generando peligro y en el minuto siete se adelantaban con un gol de Budimir de penalti pero el empate de los ilicitanos llegó pocos minutos después, una vez más en una jugada a balón parado.

Fue un partido, en líneas generales, abierto, de ida y vuelta. Los rojillos acusaron demasiado el gol en la primera parte y el que el Elche estuviera a punto de marcar en la segunda mitad. A Osasuna se le sigue resistiendo El Sadar.

Sergio Herrera. Bien en líneas generales. Su parada más destacada fue la del gol cantado de Josan.

Nacho Vidal. Hizo un buen partido defendiendo bien y asociándose con Barja en labores ofensivas.

Unai García. Irreconocible. No se le vio metido en el partido en ningún momento.

David García. Tal vez algo menos seguro que en otras ocasiones pero rindió a un buen nivel y fue contundente en defensa.

Cote. Dio algunos buenos pases pero también mostró imprecisiones, sobre todo en pérdidas de balón.

Barja. Creó peligro por su banda. Hizo un buen trabajo dando pases y explotando su velocidad.

Oier. Fue titular pero no tuvo su día y su trabajo desde el centro del campo dejó bastante que desear aunque salvó un gol del Elche.

Moncayola. No cuajó un buen partido. Creó poco juego.

Rubén García. Dejó algún buen detalle pero sigue estando lejos de su mejor nivel.

Budimir. Volvía a ser titular tras su lesión. Trabajó mucho aunque no tuvo demasiadas oportunidades. Marcó un gol de penalti.

Kike García. Tuvo las ocasiones más claras y un disparo se encontró con el palo pero en algunos momentos da la sensación de que le puede la ansiedad por marcar.

Darko. Serio en los minutos que tuvo.

Chimy Ávila. Intentó crear ocasiones en los minutos que tuvo.

Torres. Sin apenas tiempo.

Manu Sánchez. Sólo jugó unos minutos.