ELCHE

Pablo Machín pide más tiempo y Bragarnik no le espera

El propietario del Elche abre otras opciones de entrenadores españoles que están sin equipo y reconoce que el regreso de Almirón no está descartado.

0
Pablo Machín.
DAVID GONZALEZ

El fichaje de Pablo Machín por el Elche ha sufrido un giro inesperado de 180 grados. Cuando todo estaba cerrado y había quedado pendiente de su desvinculación del Al-Raed Club, el técnico soriano ha telefoneado hoy al propietario de la entidad, Christian Bragarnik, para pedirle algo más de tiempo para poder solucionar su salida del conjunto saudí, hecho que ha sido interpretado como un gesto de inseguridad a la hora de aceptar el proyecto franjiverde.

Christian Bragarnik y Pelayo García, representante de Machín, cerraron anoche los términos económicos, deportivos y de tiempo del contrato del preparador soriano. La propiedad valoraba la opción de darle otro año más en caso de permanencia en Primera División para contar con un entrenador de futuro. Machín tenía firmada una cláusula en su contrato que podía ejecutar para romperlo en el caso de que le llegara una oferta de Primera División en España, como así ha sucedido.

El dueño del Elche entiende que para salir del Al-Raed Machín sólo debía ejecutar esa condición de su contrato y solicitar más tiempo no le dejaba claro que fuese un entrenador que estuviese al cien por cien convencido de firmar por la entidad para salvarla del descenso. Un caso similar ocurrió con Francisco, con el que también se reunió días atrás. Ahora baraja otras dos opciones de técnicos españoles sin equipo de entre los que podría salir el elegido. Bragarnik ha negado, en su reunión informativa con los medios, que hubiese valorado los nombres de Hernán Crespo o Sebastián Beccacece como candidatos al banquillo del Elche.

Jorge Almirón, opción en la recámara

Entre las posibilidades que baraja el Elche se ha vuelto a colar el nombre de Jorge Almirón. El técnico argentino fue destituido la pasada temporada después de la derrota ante el Celta por 3-1. El inicio de temporada fue positivo, protagonizando el mejor arranque histórico del Elche en la máxima categoría tras un ascenso, pero poco a poco su efecto se fue diluyendo.

Christian Bragarnik cree que su estilo de juego y la experiencia adquirida de la pasada temporada en España pueden convertirle en una buena opción para volver al banquillo del Elche, aunque es consciente del rechazo que esta decisión podría provocar entre los aficionados del equipo, ahora con público en las gradas. El martes debe haber nuevo entrenador y el lunes, en El Sadar de Pamplona, un cuerpo técnico interino con Pablo Manusovich al frente será el encargado de dirigir al Elche ante Osasuna.