ATLÉTICO DE MADRID

Un plan antitragedia

El Atlético afronta partidos decisivos de LaLiga y de Champions hasta final de año. El de Oporto es toda una final. Y el equipo sabe cómo afrontarlas. João Félix aparece como determinante.

Madrid
0

El Atlético afronta hasta el próximo parón de Navidades un mes decisivo, tanto en LaLiga como en Champions. El equipo de Simeone tiene seis partidos que pueden marcar su futuro en esta temporada 2021-22. En LaLiga jugará ante Cádiz, Mallorca, Real Madrid, Sevilla y Granada, mientras que en Champions se medirá el 7 de diciembre al Oporto, con la imperiosa necesidad de ganar si quiere tener opciones de seguir en la competición. No será sencillo, pero el Atlético tiene dónde agarrarse. A nadie se le escapa que caer eliminados en Champions supondría un duro golpe para la entidad rojiblanca.

En primer lugar, el Atlético siempre ha sacado la cabeza en momentos complicados. No es la primera vez que atraviesa por dificultades y siempre salió a flote. La pasada temporada, sin ir más lejos, vivió momentos complicados en el campeonato, pero pasó el bache y llegó a la recta final del campeonato en condiciones de llevarse el título. El Atlético, además, está acostumbrado a jugar partidos decisivos, encuentros que son prácticamente finales. Hace un año se jugó también el pase en el último partido de la fase de grupos. El Atlético visitó el feudo del Salzburgo. Le valía con empatar. Y acabó ganando con goles de Hermoso y Carrasco. Lo pasó mal, pero cumplió el objetivo. Se clasificó, aunque en octavos fue eliminado por el Chelsea.

El Atlético recuperará para el encuentro de Oporto a João Félix, jugador que el equipo necesita en las grandes citas. El partido en tierras portuguesas será especial para el delantero, quien no pudo jugar ante Osasuna y Milan por lesión. En Champions suele cuajar buenos partidos y el Cholo necesita todo el talento de João Félix para derrotar al Oporto. Su concurso se antoja ahora mismo como determinante. En partidos planos como ante el Milan, es capaz de desequilibrar.

Simeone deberá estudiar la manera de atacar al Oporto y Marcos Llorente también puede ser un jugador decisivo en esa cita. Ante el Milan, las principales jugadas de peligro llegaron cuando el madrileño subió al ataque. Jugó como carrilero diestro y habrá que ver si en Oporto Simeone le acerca más al área rival, donde de verdad hace daño. Después de su lesión, Marcos Llorente ya está en plenitud de condiciones, aunque le falta aún para ser el jugador de la pasada temporada.

Para Oporto Simeone también podría darle la titularidad en ataque a la dúpla João Félix-Griezmann, tal y como sucedió ante el Liverpool en el Wanda Metropolitano. Y funcionaron bien. Se entendieron a la perfección y pusieron en muchos aprietos a la defensa del conjunto inglés. Esa movilidad será también determinante para intentar ganar en el feudo del Oporto. Luis Suárez podría quedar para intentar un arreón final en la recta final del encuentro.

El Cholo necesita, y no sólo para el trascendental choque de Champions, que Lemar recupere su nivel. Cuando él ha estado bien, el Atlético ha sido un equipo peligroso en ataque. El francés ha perdido esa chispa que tenía. Simeone siempre ha tenido mucha paciencia y le ha dado máxima confianza en momentos malos. De cara a estos próximos encuentros, tener al Lemar de antes es otro de los objetivos del técnico rojiblanco.