SEVILLA

El as en la manga de Monchi

El director deportivo del Sevilla avisa: "Iremos al mercado de invierno y seremos ambiciosos". El club blanquirrojo fichará al menos un delantero ante las bajas de En-Nesyri y Munir.

0
El director deportivo del Sevilla avisa: "Iremos al mercado de invierno y seremos ambiciosos". El club blanquirrojo fichará al menos un delantero.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Las bajas de En-Nesyri por tiempo indefinido y de Munir durante la Copa de África provocarán que el Sevilla acuda al mercado de invierno para tener en plantilla otro delantero al menos que supla esas ausencias atacantes durante el mes de enero. Monchi, director deportivo nervionense, no lo oculta: "Algo vamos hacer en el mercado de invierno. Las ausencias de Youssef y Munir en la Copa de África están ahí y ya lo teníamos previsto", declaró el gaditano a PTV Sevilla.

Habrá, eso sí, que cuadrar números. "El Sevilla siempre está activo en los mercados, pendiente de poder mejorar, sobre las bases de la lógica. El club presentó en la última Junta 41 millones de pérdida. De esto hace unas semanas. Actuaremos en el mercado en base a dos criterios: mejorar si se puede, pero sin olvidar la realidad económica. El entrenador tiene el derecho a pedir, pero debemos buscar el equilibrio entre necesidades y realidades. Seremos ambiciosos en la medida de nuestras posibilidades", manifestó Monchi.

Con la necesidad de ganar los dos partidos de la liguilla que quedan, el director deportivo del Sevilla reconoció que quedarse fuera de la Champions "sería un palo muy duro, importante. Tendríamos que asumirlo y reconocerlo. En lo deportivo y en lo económico. La pérdida de ingresos sería importante".

Finalmente, fue cauto sobre las aspiraciones ligueras de su equipo: "LaLiga ahora mismo es una lucha que deben emprender y llevarla los que deben llevarla. Debemos centrarnos en la pelea por la Champions. Si pasa como el año pasado, pues veremos. No podemos perder el norte. No nos falta ambición, pero el objetivo es asentarnos en la Champions. Entre la ambición y la frustración hay una línea muy delgada. No podemos desmerecer lo que estamos haciendo. Siempre con los pies en el suelo porque si no la caída es más dolorosa".