REAL MADRID

Ancelotti borra a Isco

Desde que no fue al 2-1 de los blancos en Cornellà por un dolor en la espalda, el malagueño se ha esfumado de los planes de su técnico y encara sus últimos siete meses de contrato...

0

La separación entre Isco y el Real Madrid está adquiriendo los tintes gélidos de una relación de pareja en sus últimos estertores. El malagueño ha pasado a un tercer plano en los esquemas de Ancelotti mientras vive los meses finales de un contrato que termina en junio de 2022 y ninguna de las dos partes desea prolongar. El anterior parón de selecciones marcó un antes y un después entre Ancelotti y aún 22 madridista. A ese alto a la Liga se dirigió el Madrid con aquella derrota en Cornellà y en ella no estuvo Isco, que se quedó en Madrid por unos dolores en la espalda aparecidos en el día previo al viaje. Esa derrota contra el Espanyol dejó magullados a ojos del técnico a varios jugadores, incluído alguno que ni siquiera fue, como es el caso de Isco. Tras aquella ausencia han pasado seis partidos y el número de minutos que ha tenido el centrocampista lo dice todo: cero, nada.

En las primeras semanas, Isco no salió del parte de lesionados (se ausentó del viaje a Kiev, el Clásico y el encuentro contra Osasuna en el Bernabéu) pero desde que recibió luz verde médica, tres suplencias sin oportunidad alguna, contra el Shakhtar en Chamartín, el Martínez Valero y este duelo ante el Rayo del pasado sábado. Contando lo que sí jugó anteriormente, Isco ha sido limitado a únicamente 166 minutos. Hasta en la temporada pasada con Zidane, con el que tuvo diferentes roces, se le habí visto más (303') a estas alturas. Ha sido borrado.

Mientras hay jugadores con altibajos pero que siguen entre la ideas de futuro del club y están consiguiendo asomar la cabeza, como Asensio, hay otros en una situación más problemática (véase Jovic) y tres que terminan contrato, no van a seguir y mientras se alcanza el fin del trayecto viajan en el vagón de cola: este Bale de nuevo centrado exclusivamente en Gales, Marcelo (110 minutos) y se ha sumado Isco.

Isco se dirige al banquillo en el partido contra el Shakhtar en Kiev.

Según avanza la temporada y Ancelotti va ajustando engranajes del equipo, más lejos parece que Isco vuelva a tener un papel más o menos relevante. Fuera del trío Casemiro-Kroos-Modric sin fecha de caducidad, cuenta con Fede Valverde de manera ciega y el italiano hace lo posible por domesticar a un Camavinga que es un potro salvaje sobre el terreno de juego. Fuera de ahí, la única cuestión es qué sucederá con Dani Ceballos una vez salga de la lesión que le mantiene inédito. Detrás de esos seis, Isco.

Un estatus que le perjudica a la hora de ver qué ofertas hay sobre la mesa en verano y si los equipos relevantes que le tantearon en verano pasado pero no fueron a más porque no querían pagar traspaso por él, siguen pensando en que Isco es un futbolista capaz de remontar el vuelo...