BARCELONA

La lesión de Pedri destapa la caja de los truenos

Según pudo confirmar AS, el martes antes del entrenamiento se produjo una fuerte discusión entre el segundo de Koeman, Schreuder, y el jefe de los fisios, Brau.

0

En AS seguimos informando al detalle de todos los acontecimientos que se están produciendo con la recuperación de Pedri. Fuimos los primeros en adelantar que el jugador canario había tenido malas sensaciones el domingo durante el entrenamiento, también en dar el resultado de la resonancia magnética que se sometió el lunes y que constató que necesitaría tres semanas más como mínimo para recuperarse y asimismo en desvelar la reunión de urgencia que convocó esa misma tarde Ronald Koeman con los médicos del club para darles un toque de atención sobre este nuevo contratiempo que le obligaba a cambiar su hoja de ruta, ya que no podrá contar con el internacional hasta después del parón de selecciones, es decir, hasta mediados de noviembre.

Pues bien, el desarrollo de los acontecimientos, según ha podido saber este diario, ha ido 'in crescendo' en las últimas horas, por más que salga el técnico holandés en rueda de prensa a quitar hierro a la lesión de Pedri y a la reunión que convocó de urgencia. Lo cierto, tal como avanzamos en exclusiva, es que hay una falta de sintonía evidente entre el cuerpo técnico y los servicios médicos.

Y como muestra de esta crisis abierta, podemos confirmar que el martes antes de la sesión matinal hubo una discusión subida de tono entre el segundo entrenador, Alfred Schreuder, y el responsable de los fisioterapeutas, Juanjo Brau. Los testigos que la presenciaron aseguran que hubo momentos de mucha tensión. Y es que el ayudante de Koeman le recriminó de forma vehemente este nuevo contratiempo del jugador, a lo que el fisio se excusó en la mala suerte, asegurando que Xavi Linde, el recuperador en esos momentos de Pedri, había hecho bien su trabajo. La situación se fue calentando, cada uno esgrimiendo sus argumentos, hasta el punto que se llegó a culpar al terreno de juego como el responsable de las lesiones.

Afortunadamente, la sangre no llegó al río y finalmente las aguas volvieron a su cauce, pero hechos así evidencian claramente que el frenazo en la recuperación de Pedri ha destapado la caja de los truenos en el seno del club, por mucho que desde fuera nos quieran vender una imagen idílica de la situación.

De hecho, durante la cumbre que tuvo Koeman el pasado lunes por la tarde con los médicos del club también se evidenció esa brecha abierta entre técnicos y servicios médicos, lo que invita a pensar que el presidente Joan Laporta, tarde o temprano, tendrá que entrar en escena para buscar una solución.