Finalizado

COPA RFEF | RACING 1 - LEIOA 2

Los malabares de Romo y su equipo hacen añicos las copas

El entrenador del Racing cambia constantemente de plan sin conseguir nunca ser superior al Leioa, justo ganador que sigue en Copa RFEF y Copa del Rey

Santander
0
Los malabares de Romo y su equipo hacen añicos las copas
Nacho Cubero Diario AS

El Leioa volvió a dejar en la cuneta al Racing en una competición de Copa. Si hace cuatro años, en Sarriena y contra nueve, fue doloroso para los racinguistas, lo de esta noche en El Sardinero fue mucho peor para los cántabros. En casa y con dos categorías de distancia entre ambos, los racinguistas fueron claramente peores de principio a fin. El Leioa tenía un plan y el Racing, muchos. A cual peor. A veces, menos es más.

La primera parte estuvo a la altura de las peores exhibiciones coperas del Racing, que ha tenido muchas y sonadas a lo largo de la historia. Del principio al final, el Leioa fue más equipo, estuvo mejor situado sobre el terreno de juego y sus futbolistas, uno a uno, mejores que los locales, la inmensa mayoría empeñados en reivindicar su suplencia. De hecho, lo único raro al llegar al descanso fue que el Racing hubiera marcado un gol en la única ocasión en la que tiró a puerta.

Yániz adelantó a los suyos 0-1 con este tiro desde el interior del área.

Romo no se puede quedar al margen del despropósito. Su planteamiento fue inexplicable y, visto lo poco que tardó en darle dos veces la vuelta, pareció improvisado. Empezó con un 4-4-2, con Justo a la izquierda, Camus a la derecha y Harper y Carlos Castro en punta. Un mundo entre los dos pivotes y ellos cuatro. Agua. Tras 10' de baño leioatarra cambió a 4-2-3-1, con Camus a la izquierda, Harper en la derecha, Justo en la mediapunta y Castro arriba. Agua. A los 24', tras el primer gol, Justo pasó a la derecha y Harper de segundo punta. Dos piruetas para seguir al borde del abismo. A lo de arriba, añadan que el primer gol, merecido, llega el Leioa tras dos cruces de la Señorita Pepis de Juan y Mantilla, que admitieron sendos caños en la frontal y dejaron libre a Yániz. 0-1 y sensación de que había un solo equipo en el terreno de juego: el Leioa.

Un arranque individual, y aislado, de Camus, propició el empate de Manu Justo. El centro tenso se envenenó tras tocarlo Sergio López, superó al portero vasco y Manu Justo, sobre la raya, solo tuvo que poner la cabeza. Ese gol, sin embargo, no cambió el juego, totalmente manejado por el Leioa. La culminación fue un penalti ridículo cometido por Jack Harper. Con cinco metros de ventaja sobre cualquier rival, el escocés quiso reventar la pelota dentro de su área, pero se relamió tanto que cuando quiso golpear ya le habían robado la cartera. Donde estaba el balón, ya solo le esperaba el pie de Infante. Gol de Luisma. Por cierto, ¿qué hace Luisma en Tercera? A todos esto, impecable actuación del Leioa.

El gol de Manu Justo, a centro de Camus desde la izquierda, puso el 1-1 en el marcador.

Los bandazos del entrenador continuaron en el vestuario. Tres cambios y nuevo sistema, 4-3-3. Se quedaron en la caseta Ceballos (que no era de los peores), Harper y Carlos Castro (que sí lo eran). No acabaron las sorpresas, de los tres centrocampistas era Fausto Tienza el más adelantado, por delante de Marcos y Borja Domínguez, que quedó de ancla. Con el vigués entraron Jorrín y Bustos. Manu Justo, delantero centro, pasó a ocupar su cuarta demarcación en medio partido.

En el 65', Romo tiró ya con todo lo que tenía, Soko y Cedric. En ese momento el Racing perdía 1-2 y lo mejor era el resultado. Lo extraño es que uno de los sustituidos fue Camus, el menos malo del equipo. Volvió al 4-2-3-1 de toda la temporada. A partir de ese momento, el partido fue más lo que esperaba, jugándose en la mitad del campo del Leioa. Los de Galdós empezaron a notar el cansancio, recularon y el Racing agradeció tener más titulares en el campo. Tampoco pasó gran cosa, la verdad, algún acercamiento cántabro y un tiro al poste en una contra de Galder para el Leioa. Justa victoria leioatarra.

Patrick Soko se lesionó en la última jugada del partido. Lo que le faltaba al Racing.

RESUMEN

RACING: Parera; Ceballos (Jorrín, 46'), Mantilla, Juan, Isma López; Tienza (Cedric, 65'), Sergio Marcos; Harper ((Bustos, 46'), Manu Justo, Camus (Soko, 65'); y Carlos Castro (Borja Domínguez, 46'). SUPLENTES: Lucas Díaz (ps), Pol Moreno, Bobadilla, Satrústegui, Simón, Bustillo, Dani González.

LEIOA: Llorente; Sergio López (Larrauri, 84'), Etxebarría, Galarza, Estívariz; De Eguino (Cabanas, 84'), Huidobro; Luisma (Herreros, 76'), Izan Gutiérrez (Chopi, 76'), Infante; y Marcos Yániz (Galder, 70'). SUPLENTES: Mandaluniz (ps), Artabe, Bonilla, Antón, Quintana y Uberuaga.

ÁRBITRO: Miguel Sesma Espinosa, del comité riojano. Amonestó a Izan Gutiérrez (55'), Galder (86''), Juan (90')

GOLES:0-1 (23') Yániz, solo en el punto de penalti. 1-1 (29') Manu Justo remacha de cabeza en la línea de gol un centro de Camus. 1-2 (38') Luisma transforma un penalti cometido de manera inexplicable por Harper.

ESTADIO: El Sardinero, 3243 espectadores.