LEGANÉS

Borja Garcés toma la palabra: lo admite todo y ahora espera el indulto de Garitano

Tras su redención ha obtenido permiso para entrenar, aunque habrá sanción económica. Queda por ver si el entrenador volverá a contar con él.

Eduardo Mora / AStv

El Leganés y Borja Garcés han llegado a un acuerdo para emitir a última hora de la tarde sendos comunicados aclarando su situación en una acción conjunta ideada para rebajar sustancialmente la tensión generada desde que el pasado sábado Asier Garitano revelara que el delantero melillense se había ausentado del entrenamiento sin permiso del técnico y del club para asistir a la boda de su hermano.

El primero en tomar la palabra ha sido Borja Garcés, que en sus perfiles de Instagram y Twitter ha emitido un vídeo grabado con el material del club en el interior de Butarque. La grabación se ha producido después del entrenamiento de esta tarde, que ha tenido lugar a las 16:30 en la ID Butarque. En él ha participado con total normalidad Borja Garcés después de una charla larga de Asier Garitano.

“Hola a todos pepineros. El pasado sábado cometí un acto de indisciplina al ausentarme del entrenamiento previo [del partido] contra el Tenerife. Desde aquí, quiero pedir perdón a todo el mundo. Al club, al entrenador, al cuerpo técnico, a mis compañeros, y, de todo corazón, a la afición”, cuenta el jugador, vestido con la ropa de entrenamiento. En el texto del tuit, el mismo mensaje, pero sin incluir la parte en la que admite que se trató de un acto de indisciplina.

Cabe recordar que el jugador, inicialmente y en contacto con varios medios, deslizó que el club nunca se lo había prohibido y que, ante la importancia personal que representaba la boda de su hermano, había decidido seguir adelante con el viaje alegando que para él, la familia es lo primero. Este comunicado, por tanto, supone un importante cambio en aquella versión y un acto de redención que no parecía posible hace sólo 24 horas.

Pocos minutos después del vídeo de Garcés, el Leganés ha reaccionado publicando un comunicado oficial que ha difundido en su web y redes sociales y en el que admite, primero, que lo sucedido fue un acto de indisciplina. A renglón seguido informa de que el jugador ha pedido perdón, situación que ha permitido que se ejercitase con normalidad. También informa de haber puesto una sanción económica al jugador, pero no fija qué cuantía.

Éste es el contenido íntegro del comunicado:

“El pasado sábado 23 de octubre, el delantero del C.D. Leganés Borja Garcés se ausentó del entrenamiento previo al encuentro ante el C.D. Tenerife sin autorización del entrenador ni del propio club, cometiendo un acto grave de indisciplina.

En la tarde de este lunes, el jugador ha pedido disculpas por su comportamiento al cuerpo técnico, a sus compañeros, a los trabajadores y a la afición del Leganés. Desde el C.D. Leganés se ha impuesto una sanción económica trascendente que el jugador ha aceptado, entrenando esta misma tarde con el resto de sus compañeros”

Nada se dice de si el entrenador, Asier Garitano, le dará luz verde a jugar los próximos partidos. Es la principal duda que rodea este intercambio de comunicados. Cabe recordar que el técnico afirmó en caliente que Borja no volvería a vestir la camiseta del Leganés mientras él sea técnico de los pepineros. El próximo miércoles está previsto que, si no hay relevo antes en el banquillo blanquiazul (el club le busca relevo) ofrezca una rueda de prensa en la que podría desvelar su postura al respecto.