LEGANÉS

Indisciplina grave de Borja Garcés y Garitano es contundente: "Conmigo no jugará más"

El técnico del Leganés revela que el delantero, cedido por el Atlético, fue a una boda sin permiso del club en día de partido. "Me parece una aberración, una falta de respeto".

0

Asier Garitano, entrenador del Leganés, ha revelado en sala de prensa a la conclusión de la derrota contra el Tenerife que la ausencia de Borja Garcés en la convocatoria se ha debido a un grave acto de indisciplina del delantero cedido por el Atlético de Madrid. Según el relato de Garitano, Garcés ha viajado a Melilla, su ciudad natal, para acudir hoy a una boda sin permiso del club y del propio técnico pepinero pese a que el equipo jugaba ante el Tenerife y pese a que ambos, entidad y entrenador, le habían negado ese permiso. "Mientras yo sea entrenador del Leganés, este chico no va a volver a jugar con la camiseta de este club", ha dicho serio y rotundo Garitano en sala de prensa.

"El tema de Borja a ver si lo explico bien", ha empezado a argumentar anticipando lo que se venía en su respuesta. "Hace dos días me pide permiso para asistir a una boda hoy. No le doy permiso, porque tenemos entreno. Sé que se lo pide al club. El club le dice que no puede ir. Sin permiso del club y del entrenador, no viene hoy al entrenamiento y se va a una boda a Melilla. A mí eso me parece una aberración", ha continuado serio como pocas veces. 

"Es una auténtica barbaridad. Yo sé lo que voy a hacer. Yo lo quería, lo pedí yo en verano, pero no acepto esas situaciones. Absolutamente de nadie. Estemos como estemos. Pase lo que pase… ese chico ahora mismo mientras yo esté aquí, no volverá jugar con la camiseta del Leganés", ha continuado en un mensaje duro porque el equipo atraviesa una grave crisis, en puestos de descenso y, por lesión, sin delanteros que ejerzan en la posición en la que juega Garcés.

El técnico no ha revelado qué le gustaría que hiciera el club con la situación de Garcés, y sólo se ha limitado a decir que es una falta de respeto sin precedentes. "Yo soy un empleado, importante, sí… el respeto lo tengo de absolutamente todo el mundo. Pero la situación de Borja es una falta de respeto a todo el mundo. A mí, a la ciudad, al club… a todos…", ha comentado. El entrenador afirma haber no saber si en el contrato del jugador existe una cláusula que permita la ruptura de la cesión de Garcés con el Leganés y su retorno a la disciplina del Atlético de Madrid.

El jugador, por su parte, anunciará hoy la versión de los hechos, informó la Cadena SER. Según su información, el futbolista alega que no hubo negativa explícita del club y que su intención era sólo ausentarse al entreno de la mañana del sábado para, ya a las 16:00, estar en Madrid e incorporarse al resto del grupo. La boda era de su hermano.