BARCELONA - REAL MADRID

Aprobados y suspensos del Real Madrid en el Clásico: lo que le faltaba a Alaba...

El austriaco marcó un golazo, el primero con el Madrid, redondeando un partido notable. Casemiro, Kroos y Modric siempre están y Vinicius calentó el partido y a la grada.

0

Courtois: partido complejo para el belga, que tuvo que estar muy concentrado tanto en los balones a la espalda de su defensa como en los centros que pusieron constantemente desde las bandas. Reaccionó siempre bien, especialmente descolgando las pelotas aéreas. Con balón en los pies volvió a mostrarse fiable. Dio el susto al final quejándose de la rodilla tras un golpeo, aunque pudo terminar el encuentro.

Lucas: empezó con mal pie y eso le restó confianza, especialmente en la primera parte.. En defensa sufrió mucho tapando a Depay, que le buscó una y otra vez. Cuando aparecía Ansu, tiraba de veteranía: una 'patadita' por aquí, un tirón de camiseta por allá. En la segunda parte estuvo más fiable. En ataque tuvo un par de acciones imprecisas, pero aportó amplitud al equipo, que solía buscarle en salida de balón. Cerró su partido de la mejor manera posible, culminando un contragolpe para hacer el segundo en el descuento.

Militao: la superioridad física del brasileño asusta. Ninguno de los hombres de ataque del Barcelona fue capaz de ponerse a su altura. Solo Depay le compitió, pero en situaciones forzadas en las que Militao fue capaz de recuperar la posición. El Madrid necesita un central como él por su fuerza y su intensidad.

Alaba: si algo le faltaba al austriaco era hacer goles. Abrió la lata culminando una contra de libro que el mismo inició. Zapatazo cruzado para batir a Ter Stegen y marcar su primer tanto de blanco. Por lo demás, cuajó un gran encuentro en su primer Clásico, guardando siempre su posición con superioridad y dándole claridad a la salida de balón, aunque le costó en los primeros minutos ante la presión rival.

Mendy: si el Madrid ha recuperado la fiabilidad defensiva es en gran parte gracias a él. Ha cortado el grifo en el lateral izquierdo, y en el Clásico desesperó a Dest que solo pudo ganarle el sitio en una ocasión. Si se mantiene sano, va a ser muy difícil sacarlo del once, especialmente en los partidos más exigentes para la defensa. En ataque, aguanta el balón como una roca y falla muy poquito con él.Se ganó una amarilla absurda por tardar demasiado en hacer un saque de banda.

Casemiro: trabajo muy sucio, al más puro estilo Casemiro. Estuvo en todos lados, ofreciendo ayuda a quién más lo necesitaba. Junto a Kroos y Modric, tiene menos responsabilidades en la creación y se puede centrar en lo suyo: tapar agujeros. También hizo de capitán cuando los jugadores de Barcelona fueron a intimidar a Vinicius. Ahí estaba él, siempre, para poner el pecho.

Kroos: el día que no esté... Otro partido que puede servir para enseñar a los niños como debe jugar un mediocampista. Cuando el Barça quiso mandar, se acurrucó en su lado del campo tapando huecos. Y cuando el Madrid tomó el control, fue el encargado de engrasar la máquina cerca de su área y de la rival.

Modric: al croata ya le cuesta ser constante cuando los partidos alcanzan cierto ritmo, pero lo compensa siendo un valor seguro en salida de balón y dejando destellos de toda la clase que poseé cuando se acerca al área rival. Dejó servido el gol a Karim en el segundo tiempo, pero el delantero no supo aprovecharlo. En defensa, volvió a correr más que nadie.

Rodrygo: el brasileño merece todos los elogios que se le puedan conceder. Sacrificó todo su esfuerzo en ayudar a Lucas, y le concedió carreras constantes para tapar las subidas de Jordi Alba, que no fue amenaza en ningún momento. Esto le restó brillo en ataque, donde participó lo justo, aunque casi siempre con acierto. Acabó agotado, siendo sustituido por Valverde en el 72'.

Vinicius: a Mingueza le tocó sufrir la electricidad del brasileño, que volvió a ser el más incisivo de los blancos. Ancelotti ha preparado un ecosistema que le favorece y está sabiendo aprovecharlo. Forzó un posible penalti en la primera parte que el árbitro no señaló y lanzó la contra del 0-1. Pudo hacer el suyo, pero estuvo, sorprendentemente, lento, y Dest le quitó la pelota ante Ter Stegen. Calentó el juego y las gradas, encarándose con la afición rival en diferentes ocasiones.

Benzema: el francés no pudo lucirse como le hubiese gustado antes de que esta noche se cierren las votaciones para el Balón de Oro. Gozó de dos ocasiones bastante claras que erró cuando no suele hacerlo. Esto no le impidió volver a ser de los jugadores destacados entre los blancos, luciendo en el templo blaugrana su clase infinita para clarificar los ataques.

Valverde: pésima suerte para el uruguayo, que entró en el 71 y tuvo que ser sustituido en el descuento por una lesión. El rato que estuvo, le dio piernas frescas al equipo, pero

Asensio: entró por Vinicius en el tramo fina, ya con el Madrid muy echado atrás. Esto lo aprovechó para cazar una contra, realizar una carrera de 50 metros, y disparar para que, tras el rechace de Ter Stegen, Lucas hiciese el definitivo 0-2. El balear suele ser fiable como revulsivo.

Carvajal: el de Leganés entró de forma imprevista por la lesión de Valverde. Estuvo sobre el campo apenas cinco minutos que le vendrán bien para ir midiendo sensaciones.