REAL MADRID

Hazard pide ayuda

El belga trabajó durante el parón con su fisio de confianza en Bélgica, Lieven Maesschalck, y combina sus consejos con el trabajo en Valdebebas para alcanzar su mejor versión.

Madrid
0

Eden Hazard llegará al Clásico. El belga pudo completar la sesión de entrenamiento del jueves sin ningún problema y, si nada cambia a última hora, estará a disposición de Carlo Ancelotti para entrar en la convocatoria del domingo en el Camp Nou. Hazard regresó del parón de selecciones con problemas físicos, debido a una sobrecarga muscular que le impidió disputar el duelo por el tercer y cuarto puesto de la Final Four de la Nations League. Esos problemas musculares no le dejaron viajar a Kiev para el duelo ante el Shakhtar, pero en el Madrid siempre hubo el convencimiento de que llegaría al Clásico y todo indica que se va a cumplir ese deseo.

Las lesiones parecen estar dando un ligero respiro a Hazard esta temporada. Siguen dándole problemas, pero en menor medida que en cursos anteriores: pudo arrancar la temporada oficial sin problemas y el domingo podrá estar disponible para el Clásico por primera vez; no pudo jugar ninguno de los cuatro primeros desde que aterrizó en el Madrid. Sigue sin mostrar la versión que el equipo blanco espera de él, pero al menos mejora su porcentaje de presencias. Un avance en el cual tienen mérito el cuerpo médico blanco y la preparación física de Antonio Pintus.

Pero no exclusivamente, pues Hazard confía mucho también en los consejos y en el tratamiento de Lieven Maesschalck, fisioterapeuta y jefe del cuerpo médico de la Federación Belga de Fútbol. Lleva trabajando con Hazard desde sus inicios con la selección, allá por 2008, y el jugador ha mostrado varias veces en el pasado su predilección por él. Sin ir más lejos, tras ser liberado en el último parón, en vez de regresar a Madrid se fue a Tubize, en su país, a tratarse con el cuerpo médico de Bélgica bajo la supervisión de Maesschalck.

En el Real Madrid dieron el visto bueno a esa estancia en Bélgica para empezar a recuperar la sobrecarga, así como a las pruebas médicas que mandaron desde la Federación, en las cuales se descartaba una rotura muscular. Aunque no siempre fue así, durante la temporada 2020-21 se produjo un debate intenso en torno a Hazard en el cual el cuerpo médico belga y el Real Madrid pensaban de distinta manera.

Tensión entre el Madrid y Bélgica

Allá por marzo, Hazard volvió a caer lesionado muscularmente y desde Bélgica se presionó para que pasase de nuevo por el quirófano, para intentar reparar aquello que esté mal en su tobillo derecho (del cual ha sido operado ya dos veces y en el que lleva una placa de titanio fijada); en el Madrid se negaron a tal extremo, que a Bélgica le interesaba especialmente porque garantizaba la presencia de Hazard en la Eurocopa, si bien daba por finalizada su campaña con el club blanco. Finalmente, se impuso la visión del club, que el futbolista respetó.

Y durante la Eurocopa del verano de 2021, volvieron las tensiones. Maesschalck informó sin problemas sobre los problemas físicos que sufrieron los jugadores de Bélgica... salvo en el caso de Eden Hazard. Al ser preguntado por el madridista, desvió la atención: "Preguntadle a Eden". Y desde la selección de los Diablos Rojos se filtraron críticas constantes al cuerpo médico madridista, sobre todo a su jefe, el croata Niko Mihic, y también al expreparador físico blanco, Grégory Dupont.