GRUPO B I ATLÉTICO 2- LIVERPOOL 3

"Simeone fue mezquino... Irse corriendo al túnel es cobarde"

Desde Inglaterra, Peter Crouch y Joleon Lescott cargaron en 'BT Sports' contra el Cholo al no entender por qué no estrechó la mano de Klopp al final del partido.

0

El Atleti-Liverpool fue una verdadera locura. El 0-2 inicial olía a severo correctivo de los de Klopp, pero el empate rojiblanco parecía que sería una noche épica, con una remontada para el recuerdo. Sin embargo, la expulsión de Griezmann cambió el sino del choque y un penalti desafortunado de Hermoso entregó la victoria a los visitantes. El VAR decidió que el Atleti no tuviera su propia pena máxima y Simeone salió disparado al túnel de vestuario al final del choque. Algo que, como él mismo explicó, es habitual en él, pero en Inglaterra no entendieron que faltase al tradicional apretón de manos entre entrenadores pospartido.

"Debes respetar a Klopp como entrenador, Simeone. Durante el partido animando a la grada, levantando a los jugadores, lo entiendo. Pero no dar la mano al final, pienso que le deja en mal lugar", dijo Peter Crouch en 'BT Sports', desde su cargo como analista desde que se retirase del fútbol. Joleon Lescott, otro célebre exjugador (destacaron sus etapas en el Everton y el City) y compañero de cabina del ex del Liverpool, fue aún más allá: "Creo que es mezquino, no parecía sobrepasado por los comentarios de Jürgen Klopp antes del partido, pero no estrecharle la mano para irse corriendo al túnel es bastante cobarde, en mi opinión".

Sin embargo, no todo han sido críticas al Cholo. Arsène Wenger, conocido por evitar estrechar la mano a su rival si la ocasión no era la adecuada, ha roto una lanza en favor del técnico rojiblanco en 'BeIn Sports': "No es siempre paz y amor en el banquillo. En general, creo que algo pasó. No solo no le saludó, sino que salió corriendo adentro. Esto quiere decir que estaba convencido de que no estrecharía la mano y significa que algo ocurrió. Lo bueno es que es algo reparable, porque puede pasar que tengas un intercambio de palabras y, seis meses después, te encuentras con esa persona de neuvo y lo arreglas".

La explicación

"Normalmente, yo no saludo después del partido. No me gusta y creo que no es saludable porque siempre habrá alguno que no esté conforme con el partido. Ellos tienen una cultura diferente, que yo no comparto. Si veo ahora a Klopp no tengo problema en saludarle", explicó Simeone tras el choque en la flash interview.

Además, el propio Klopp quitó importancia a la polémica, acusando a la prensa de buscar un problema donde no lo había: "Quise darle la mano y él no, en ese momento. Lo entiendo. Ya estaba corriendo hacia dentro del vestuario. Es una persona emocional. Yo también. Tú no eres buena persona, porque estás intentando hacer una noticia de ello". En Inglaterra, lugar donde las tradiciones van de la mano del fútbol, parece que piensan de otra manera...