NATIONS LEAGUE (FINAL) | ESPAÑA 1 - FRANCIA 2

Indignación con Taylor, que se equivoca siempre contra España

El árbitro inglés se equivoca siempre en contra de la Selección. El pasado mes metió en un lío a La Roja al tragarse un penalti a Ferran en Estocolmo, cuando el partido iba 0-1.

0

La interpretación de Taylor de la jugada en la que Mbappé marcó el gol de la victoria de Francia ha levantado ampollas en España, que se queja de que el árbitro inglés se equivoca siempre en contra de la Selección. El pasado mes este mismo colegiado metió en un lío a La Roja al tragarse un penalti a Ferran en Estocolmo, cuando el partido iba 0-1 gracias a un gol de Soler. Luego llegó la remontada de los suecos y ahora España no puede fallar en los partidos de noviembre si quiere ser primera de grupo y sacar el billete directo para Qatar 2022.

Es inexplicable que la UEFA nombrase para la final de la 'Nations League' a Taylor, al que Rosetti, el jefe de los árbitros de Europa, puso la cara colorada por ese error ya comentado que tuvo el inglés el pasado 2 de septiembre en Estocolmo. "Es un penalti clamoroso que se tuvo que pitar", le dijo el italiano al inglés en presencia del resto de los árbitros de la UEFA. "Puede pasar que no lo veas, pero si el VAR no es capaz de cobrar este tipo de jugadas es mejor que nos vayamos todos a casa", añadió Rosetti en su conferencia telemática desde Suiza con el resto de los árbitros FIFA y UEFA de Europa, entre ellos el propio Taylor, quien aguantó el chaparrón mientras Rosetti le sacaba los colores en presencia de lo más granado del arbitraje continental.

Luis Enrique se mordió la lengua en Milán. "Estoy deseando hablar de la jugada, pero no puedo porque en los diez años que llevo de entrenador jamás he criticado a los árbitros y no quiero romper mi norma. No puedo entrar en lo que no puedo controlar", dijo. Pero, al final, el asturiano lo soltó: "La verdad, desde el banquillo me ha parecido fuera de juego". Lo mismo entendió Busquets, que fue más lejos: "El problema es que la norma es inexplicable, porque lo que hace Eric es ir a por el balón, que es lo que haría cualquier defensa. Si no llega a tocarlo, sería fuera de juego. Es difícil de comprender esta norma". Y como el seleccionador y el capitán, todos los demás uno detrás de otro.

Podría ser, o por lo menos se lo tendrían que hacer mirar, que las declaraciones de los seleccionadores sobre la posibilidad de hacer un Mundial cada dos años, algo que enfrenta a la FIFA y a la UEFA, que se niega para no perder sus fechas internacionales, tuvieran algo que ver en todo este embrollo. Al respecto, Luis Enrique dijo no hace tanto que "se necesita unificar el calendario y reducirlo. Si añadimos más partidos el jugador se va a resentir. Unificar con partidos atractivos para el espectador es interesante, pero hay que reducir. Estaría encantado con un Mundial cada dos años, pero hay que reducir el número de partidos. El calendario es exagerado". Y justo lo contrario, por cierto, dijo sobre el mismo tema el seleccionador de Francia, Didier Deschamps...

La patata caliente es ahora para el presidente de la Federación (RFEF), Luis Rubiales. Es vicepresidente de la UEFA y bien haría en llevar la queja ante Rosetti. Pero hay que pensarlo bien, porque el mes que viene, primero en Atenas contra Grecia y luego contra Suecia en Sevilla, España se juega evitar la repesca al Mundial de Qatar. No es buen momento para presentar cargos contra Taylor, porque ya se sabe que el corporativismo corre por las venas de los colegiados. Cuidadín.