ATLÉTICO DE MADRID

Galones para Carrasco durante el parón con Bélgica

El jugador del Atlético ha participado más cerca del área rival con su selección, marcando ante Francia y estrellándose con el palo contra Italia.

0
Yannick Carrasco pelea el balón durante el partido contra Italia.
Claudio Villa Getty Images

Bélgica no ha tenido el papel soñado en la Liga de Naciones. El combinado nacional dirigido por Roberto Martínez estuvo a punto de ser el equipo que se enfrentase a España en la final del torneo, ya que llegó a situarse con una ventaja de 2-0 contra Francia y celebró un gol de Lukaku que suponía el 3-2 en los últimos instantes del encuentro, pero que fue anulado por el VAR. Acto seguido, fue Theo el que hizo el 2-3 en el tiempo de descuento y dejó a los belgas con cara de incredulidad.

Y durante la tarde de hoy tampoco pudo hacerse con un tercer puesto con poco sabor, pero que hubiese servido para finalizar con mejores sensaciones el torneo que cayendo ante Italia (2-1). Sin embargo, el atlético Yannick Carrasco ha sido uno de los jugadores más destacados de Bélgica durante los dos partidos. Formando más cerca del área rival, en ocasiones como extremo izquierdo, el rojiblanco ha mostrado su mejor versión internacional, aportando mordiente y talento en los últimos metros y consiguiendo el primer gol del partido contra los franceses con una gran maniobra individual y un disparo muy inteligente al primer palo.

Frente al equipo de Deschamps sería el encargado de poner un centro esplendido para el gol de Lukaku que parecía dar el pase definitivo de los belgas a la final, pero el VAR demostró que el delantero estaba ligeramente adelantado en el momento del envío de Carrasco. Y ante Italia, el jugador del Atlético repitió titularidad y papel en los últimos metros, estando a punto de volver a ver portería para meter a su equipo en el partido. El palo salvó a un superado Donnarumma, que vio como pocos minutos después Charles de Ketelaere sí lograba batirle. Carrasco salió sustituido en los últimos instantes en busca de un gol que no llegó para Bélgica.

Y si el papel final de su selección ha sido algo decepcionante, el nivel individual de Carrasco ha sido bueno, completando 177 minutos de los 180 de su equipo en el torneo. Carrasco había acabado decepcionado la pasada Eurocopa, cuando comenzó como titular, pero el regreso de Eden Hazard y la progresión de su hermano Thorgan le relegaron al banquillo pese a su papel capital en el título de Liga. El jugador del Atlético no llegó a participar contra Finlandia en el último partido del grupo, únicamente disputó los tres minutos finales ante Portugal en los octavos y vio todo el encuentro contra Italia de cuartos desde el banquillo, donde los azzurri también se llevaron la victoria por 2-1.

Carrasco ha recuperado protagonismo en su selección, se ha mostrado como una de las principales armas ofensivas de Bélgica y ha sumado un gol y ocasiones en esa posición más adelantada que como carrilero. Un jugador que tiene que ir recuperando su mejor estado de forma, ya fue muy importante contra el Barcelona juntándose a Lemar y João Félix para hacer daño mucho en el perfil izquierdo y que volverá a ser clave para Simeone, que ha recuperado un futbolista extraordinario tras su corto e inexplicable periodo en China.