REAL MADRID

Haaland, entre la cartera y la carrera

El delantero noruego deberá priorizar si prefiere tener una buena carrera en un equipo que pelee por ganar títulos o si prefiere estar en un equipo que le pague un contrato desorbitado

Madrid
0

Erling Haaland, a sus 21 años, está ante el gran desafío de su fulgurante trayectoria profesional. Debe elegir entre la cartera y la carrera. La puja que se ha abierto para contratar al gigante noruego, capaz de meter 29 goles en 27 partidos con el Salzburgo, 68 en 67 encuentros con el Borussia Dortmund y 12 en 15 presencias con Noruega. Una barbaridad que aventura que es el elegido para ser el gran goleador de la próxima década.

Lo tiene claro el Real Madrid, uno de sus grandes pretendientes y un club en el que él sabe que es más fácil conseguir sus objetivos deportivos. El problema es que Florentino jamás le podrá poner sobre la mesa el contratazo que le garantizan el PSG o el propio City, que se incorporará el próximo verano a la puja multimillonaria en la que Mino Raiola y el padre del jugador aparecen en el cuadro de la operación frotándose las manos por el río de oro que les espera. Haaland le da vueltas a su decisión, aunque ya en junio hizo unas declaraciones que reflejan su madurez pese a su juventud.

Los datos estadísticos de Erling Haaland.

"He dado un par de pasos en los últimos años y creo que han sido buenos para mí personalmente para salir de mi zona de confort y desarrollarme aún más. Quiero desafiarme a mí mismo en todo lo que hago. Eso es algo en lo que pienso y creo que es algo que les pasa a todos. La gente a veces puede sentirse demasiado cómoda permaneciendo en su 'zona', así que creo que es importante salir de ahí". Su zona de confort pasa ahora por elegir un contrato galáctico que satisfaga las desorbitadas exigencias económicas de Raiola (el Madrid jamás le pagará los 50 millones de euros al año que le ha pedido al PSG) o bien ser valiente, desafiar la influencia de su agente y su padre, evaluar sus aspiraciones deportivas y decirle al Madrid que quiere crecer junto a estrellas como Mbappé, Benzema, Vinicius, Modric, Kroos o Alaba, sin olvidar a gente joven como él, que la está rompiendo, como es el caso de Fede Valverde, Camavinga o Rodrygo.

El Madrid, con todo, no puede alcanzar las cifras que pondría el PSG sobre la mesa en casi ningún escenario porque la política salarial blanca es completamente distinta a la que se maneja en el club parisino, donde no parecen tener límites. A Mbappé se le ofrece un sueldo ligeramente superior al que cobra en París (22M€) y en la entidad se mira con lupa el ahorro que dejarán los sueldos de Bale, Marcelo e Isco el próximo verano.

La ecuación es sencilla y Haaland tiene siete meses para decidir. Debe elegir entre cartera o carrera. Toda Europa le espera...