SEVILLA

"Ven a Sevilla: puedes beber, ir a discotecas, hacer lo que quieras..."

Samir Nasri anunció su retirada la semana pasada. Sampaoli sacó su mejor fútbol en Sevilla y le dio libertad.

0
"Ven a Sevilla: puedes beber, ir a discotecas, hacer lo que quieras..."
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

Samir Nasri anunció este fin de semana a sus 34 años su retirada del fútbol profesional. Una que se da por definitiva salvo que el Olympique de Marsella se lanzara a contratar a la que un día fue la perla de su cantera. "No me veo volviendo a Francia si no es para jugar en el Marsella", reconocía en una entrevista en Le Journal du Dimanche en la que anunció su salida 'provisional' del verde.

El francés tuvo una carrera de lujo en la que desarrolló un fútbol descarado en Marsella que le valió para fichar por el Arsenal y, a posteriori, por el Manchester City, donde consiguió ganar la Premier League y siempre se escapó la Champions, que sigue obsesionando en la orilla azul clara de Mánchester.

Cuando llegó Guardiola y tras trabajar unos días con él para quedar alucinado, Samir Nasri y los skyblues separaron sus caminos. El francés se fue a Sevilla y, según él mismo desveló en mayo de 2020, Jorge Sampaoli, por entonces entrenador de los hispalenses, tuvo un método 'curioso' para convencerle.

Nasri, siempre conocido por su calidad y su rebeldía, vio en Sampaoli alguien que le podía dar libertad sobre el verde y también fuera. "Era un amigo más que un entrenador. Sampaoli me quería tanto que me dijo: 'Ven a nuestro equipo; puedes beber, ir a discotecas, hacer lo que quieras, te cubriré la espalda. Todo lo que te pido es que juegues bien en el campo el fin de semana'", reconocía en una entrevista con el periodista Walid Acherchour.

En Sevilla, aunque el final de temporada fue complicado a las órdenes del argentino, Samir Nasri ofreció un muy buen nivel. Ahora, con Sampaoli en el Marsella, el francés dejó la puerta abierta para volver a ver a su amigo.