ALEMANIA

Ilaix, en tierra de nadie

El exjugador del Barcelona no está teniendo oportunidades con el Leipzig, tanto que el guineano no ha debutado con su nuevo club.

0

Ilaix Moriba está en tierra de nadie desde su llegada al RB Leipzig en el pasado mercado de fichajes. Y es que con seis jornadas de Bundesliga disputadas y una de Champions, el centrocampista guineano no sabe lo que es tocar el balón en competición oficial. El exjugador del Barça no está, de momento, en los planes de un Jesse Marsch que solo ha convocado a Ilaix para dos encuentros donde el joven jugador ni tan siquiera saltó a calentar.

Fue en aquel lejano 22 de mayo cuando Moriba disputó su último partido. Entonces, el centrocampista guineano defendía los colores del Barcelona. El conjunto azulgrana venció por 0-1 al Eibar con gol de Griezmann. Desde ese día todo ha cambiado para los protagonistas de ese partido: el francés hizo las maletas de vuelta para Madrid, el Eibar bajó a Segunda, el Barcelona estaba presidido por Bartomeu e Ilaix se despidió del equipo de su vida. Otra fecha clave en el pasado inmediato de Moriba fue el 31 de agosto, día del cierre de mercado, cuando la promesa del Barcelona se marchaba al RB Leipzig.

Ese cambio en la vida de Ilaix, que dejó 16 millones de euros en las arcas del Barcelona, en lo que fue una operación beneficiosa para el conjunto azulgrana, ya que el canterano no quería renovar, no está saliendo como el joven jugador esperaba. El guineano daba el salto a una nueva vida, en una nueva competición y a un club en el que, sobre el papel, tendría espacio para crecer como futbolista. Además, el portentoso físico de Ilaix encajaba como anillo al dedo en la Bundesliga

Pues bien, hasta el momento, el joven jugador no ha debutado con el RB Leipzig y se encuentra en una situación complicada debido a que se ha encontrado con un equipo compacto y con un entrenador que cuenta con una medular con pocas grietas. Hasta el momento, Jesse Marsch confía en Tyler Adams, Kampl, Haidara, Laimer y Nkunku. Es decir, Ilaix tiene 5 compañeros por delante si quiere tener hueco en el once. Por lo tanto, si el guineano quiere tener opciones de triunfar en Alemania, tendrá que aprovechar las oportunidades que le lleguen desde el banquillo.

El panorama no pinta bien para Ilaix, pero su entrenador dejó esperanzas para el canterano del Barcelona. "Mejora en cada entrenamiento y ya está casi listo para jugar. Aún no lo puedo poner de titular pero estoy contento con su trabajo y su adaptación", declaró en rueda de prensa Marsch. Cuando llegue el momento de jugar, le tocará a Ilaix demostrar el potencial que esbozó en el último tramo de la pasada temporada en el Barcelona. En sus botas estará su futuro y así dejar claro que su decisión fue la correcta.