REAL MADRID

El 2, asignatura pendiente

La solución imprevista de poner a Valverde de lateral derecho no funcionó. Lucas tampoco ha empezado bien la temporada y Carvajal no supera su problema con las lesiones.

0
El 2, asignatura pendiente

El año pasado, Zidane tuvo que romperse la cabeza para reforzar algunas posiciones en las que las lesiones causaron estragos. Una de ellas fue el lateral derecho, donde Dani Carvajal apenas jugó por molestias musculares. Ante la adversidad, apareció un inconmensurable Vázquez, que se asentó como titular mostrando un nivel por encima de lo esperado. El gallego no pudo acabar el curso, también por lesión, y Zizou se vio obligado a tirar de Odriozola, lateral derecho suplente en el que no terminaba de confiar. Sin embargo, el vasco se creció y jugó muy bien los últimos partidos de Liga. Las diferentes soluciones que encontraba el francés en la posición funcionaron, todo lo contrario a lo que está sucediendo con Ancelotti.

Con el italiano, muchos jugadores están dando su mejor versión como es el caso de Asensio, Isco o Vinicius. Ha revitalizado el equipo con su estilo de juego y eso ha potenciado casi todas las posiciones. Pero su cuenta pendiente está en el lateral diestro, donde no encuentra fiabilidad. Ni Carvajal ni Lucas acaban de arrancar. Ante esta situación, decidió probar a Valverde contra el Villarreal, pero tampoco salió bien.

Carvajal empezó la temporada en la enfermería, pero salió de la misma tras la primera jornada y volvió a jugar contra el Levante. A partir de entonces, se hizo dueño de la posición, marcando un gol contra el Betis en el Villamarín, donde jugó los 90 minutos. También completó el partido contra el Celta y contra el Inter. Fue en Valencia donde volvió la pesadilla de las lesiones: se tuvo que retirar en el ecuador de la primera parte por problemas en el gemelo. Pidió al club no emitir comunicado, agarrándose a su derecho a su derecho a la intimidad. Desde entonces se entrena en solitario en el gimnasio y no se ha establecido una fecha de regreso.

La primera opción para sustituir a Carvajal debía ser Lucas, que renovó su contrato hasta 2024 este verano. Sin embargo, el gallego está dejando dudas en este arranque de curso. Está lejos de la solidez defensiva que mostró el curso pasado. Contra el Alavés y contra el Levante fue el eslabón más débil de la defensa. Volvió al banquillo con el regreso de Carvajal, pero tuvo una nueva oportunidad con su lesión en Valencia. No la aprovechó: un error suyo le costó al Madrid encajar un gol. Ancelotti le mandó un mensaje en el duelo contra el Villarreal: debe mejorar si quiere que se cuente con él para los partidos más exigentes.

Fede Valverde fue el parche que utilizó Ancelotti contra el Submarino Amarillo, pero no salió como se esperaba. El uruguayo tiene físico de sobre para la posición, pero le faltan conceptos defensivos que Danjuma le hizo pagar, desbordándole en numerosas ocasiones. Ya jugó ahí con Zidane, pero en un sistema mucho más protegido en defensa. En la velocidad en el juego que propone el italiano hay cierto descontrol, y Valverde lo sufrió. Eso sí, su alineación fue la confirmación de que es una pieza fundamental de este equipo.

Ancelotti tiene ahora dos opciones: potenciar a los jugadores que tiene para la posición para intentar igualar su nivel al del resto del equipo o buscar otras alternativas. Cuenta con Nacho, al que está utilizando en la izquierda. También con Militao, aunque parece imposible sacar ahora al brasileño del centro de la defensa, donde se está saliendo. Por último, Carlo podría tirar del Castilla y usa a Sergio Santos, que ya debutó con el primer equipo en el partido contra el Mallorca. Eso y mimar a Carvajal, que si está sano, no tiene rival por ese hueco del once.