ALMERÍA 3 - TENERIFE 1

Aprobados y suspensos del Almería: Sadiq-Ramazani, sociedad ilimitada

El belga, que asiste al nigeriano en la acción del penalti, abre la lata desde los 11 metros. El africano hace el 2-0 y un centro de Pozo desemboca en la sentencia.

0
Aprobados y suspensos del Almería: Sadiq-Ramazani, sociedad ilimitada

Fernando. Volvió a ser decisivo en la victoria sacando una mano ganadora en un duro disparo de Shashoua tras recortar distancia al Tenerife desde los once metros, pena máxima que el propio delantero inglés lanzó a su izquierda. Poco antes de cumplirse la media hora de juego abortó la ocasión más clara hasta el momento, una transición acabada por Elady Zorrilla.

Pozo. Como en Alcorcón empezó de lateral diestro y acabó como extremo. De sus botas salieron la sentencia, en un centro que se metió Sipcic en propia meta.

Chumi. Va a más y ante el Tenerife hizo posiblemente el que fuese su mejor partido de las dos últimas temporadas. Ávalos Barrera no le señaló penalti en la acción que cayó lesionado Enric Gallego.

Babic. Cada vez muestra una mayor seguridad y se va soltando en la estrategia a favor.

Centelles. Protagonizó un buen trabajo en ataque, incorporándose constantemente. En el 39' metió una buena asistencia que no encontró rematador. Defensivamente debe mejorar: suya fue la mano dentro del área señalada por el VAR, en una acción en la que saltó de manera muy rara y nada efectiva.

De la Hoz. Volvió a aportar criterio en el centro del campo y defensivamente fue un pulmón. Se ha ganado la titularidad sin hacer ruido.

Portillo. Hoy partió desde la derecha para crearle los espacios a Pozo, ocupando el ex del Getafe los pasillos interiores. En el 40' mandó un disparo lejano que despejó Juan Soriano, en una de las ocasiones/oportunidades más claras para los locales del primer acto. Sin embargo, no tuvo el protagonismo del día de Santo Domingo.

Robertone. Le da otra marcha más al juego de su equipo en tres cuartos de campo y poco a poco va mejorando en el aspecto defensivo.

Samu. De los más grises del equipo de Rubi. Lo intentó una y otra vez, pidiéndola y ofreciéndose por dentro, incluso cerca de la cal, pero estuvo lejos de su mejor versión.

Ramazani. Ha arrancado la temporada como un tiro. Tuvo el 1-0 en un obús en un saque de esquina en corto y poco después en un disparo de fuera del área tras dos recortes, pero lo logró desde el punto de penalti, metiendo una asistencia previamente a Sadiq en la acción en la que el nigeriano fue derribado. Transformó la pena máxima con muchísima tranquilidad, a la derecha de Juan Soriano. Ya lleva tres goles.

Sadiq. En la primera mitad estuvo más gris, incluso en los albores de la primera mostró un gran enfado con Centelles. Después no hubo quien lo parase. Spicic le derribó en la acción del penalti. También hizo el 0-2 en una de sus características cabalgadas para terminar picándosela al meta tinerfeño. La media docena de tantos que acumula se multiplicarán exponencialmente de mantener este ritmo.

Lazo. Ha bajado una marcha respecto al Lazo de las primeras jornadas, pero al igual que Sadiq y compañía, su sola presencia es un peligro para el rival.

Nieto. Volvió a entrar en el segundo acto para que Pozo adelantase su posición. Cumplió e incluso le pasó al futbolista cedido por el Sevilla el balón del 0-2.

Curro Sánchez. Medio 0-2 fue suyo con un balón filtrado para enseñarlo en las escuelas de fútbol.

Puigmal. Entró en el descuento para perder tiempo y darle descanso a Samu Costa.

Sousa. Estaba sentado en el banquillo, pero el 3-1 provocó que Rubi le diese la oportunidad para sustituir a Sadiq. Fue su debut con la rojiblanca, teniendo el 3-1 en un remate que se le fue por poco, en un mano a mano que sacó Juan Soriano.

Rubi. El de Vilasar de Mar repitió once por primera vez en la temporada. En el primer acto buscó, según explicó en sala de prensa, mayor horizontalidad para mover al rival y provocar errores en la basculación tinerfeño, matando en la segunda con el ritmo físico y una mayor verticalidad. A la hora de juego dio entrada a Lazo, buscando después percutir con Pozo como extremo (Nieto entró de lateral) y refrescar la sala de máquinas con Curro Sánchez. Lleva 15 puntos de 21 posibles y 9 de 9 en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.