ATLÉTICO | JACKSON MARTÍNEZ

Jackson Martínez y su salida del Atleti: "Hay cosas de las que no merece la pena hablar"

Jackson Martínez analiza en Récord su carrera. Habla de los motivos por los que no triunfó en el Atlético, el mal diagnóstico de una lesión que cambió su trayectoria...

0
Jackson Martínez y su salida del Atleti: "Hay cosas de las que no merece la pena hablar"
SUSANA VERA REUTERS

Jackson Martínez llegó al Atlético de Madrid en 2015 con el cartel de estrella, a cambio de 35 millones de euros. Su cometido no era otro que repetir lo logrado en el Oporto, servir de tirita para la herida de la marcha de Falcao. El colombiano no encajó (una lesión le cambió el paso), en febrero hizo las maletas y, por 42 millones de euros, se marchó a la Superliga china, al Guangzhou Evergrande. Ahí comenzó su declive final. Las lesiones nunca le dejaron volver a lser el mismo que deslumbró en Portugal y en diciembre de 2020 se retiró a los 34 años. El colombiano ha dado una entrevista a Récord, en la que repasa su carrera. A continuación mostramos un extracto de la misma.

¿Se arrepiente de haber dejado el Oporto y haber ido al Atleti? “Para lamentar algo hay que hacer algo malo, algo que sabes que está mal. En mi caso no fue así. En mi caso fue una decisión. Cuando las cosas se fueron acomodando y cuando me sentía mejor en la forma en que jugaba el equipo, fue cuando me lesioné. Fue en un partido contra Chile, pero solo supe la gravedad de la lesión casi un año después. Iba a operarme en 2015, pero no fui. Luego me operaron ocho meses después. Jugué con esta lesión todo este tiempo. Es como jugar con una herida, no se cura. Esto creó un problema. Pero no me arrepiento. Mi carrera cambió en 2015”.

¿Qué falló en el Atleti? “No hay que decirlo todo. Si no es necesario, no hay que decirlo todo. Han pasado cosas con las que he sido reservado. Pero puedo decir que no tuve problemas con mis compañeros, no tuve problemas con el entrenador. Simeone es exigente, es un ganador y es un entrenador que me dijo enseguida que todo lo que tenía que decir me lo decía él y viceversa. Había ese respeto. Ahora bien, no vale la pena mencionar lo que sucedió fuera de eso. Pero no tengo dudas: si esa lesión no hubiera sucedido, las cosas hubieran sido diferentes”.

¿Es cierto que le diagnosticaron mal? “Cuando tuve la lesión supe que no era lo que me dijeron que tenía. He tenido esguinces, unos cuatro, y ya sabía más o menos cuál sería la inflamación del pie. El pie no estaba muy inflamado, pero el dolor no me dejaba apoyarlo en el suelo. El diagnóstico de la lesión no fue correcto en la selección. Cuando llegué me empezaron a tratar el esguince porque tampoco lo sabían. Después, cuando me iban a operar, no fue posible hacerlo. Luego hubo otras cosas de las que no vale la pena hablar. Esto terminó conduciendo a mi salida hacia China. No tuve ningún problema, que yo sepa, y si hubo problemas, nadie me lo dijo. Sigo siguiendo al equipo, tengo un gran agradecimiento por la afición, sentí el apoyo de la mayoría. Estoy agradecido por eso”.

Balance de su carrera: “Cuando tienes pasión por algo, siempre quieres seguir haciéndolo el mayor tiempo posible. En mi caso, tuve que dejarlo por mi salud, aunque ahora está mejor. La verdad es que nunca terminas 100% satisfecho. Pero me voy satisfecho de haber dado lo mejor que pude en los lugares en los que he estado. En algunos lugares fue mejor que en otros...”.

¿Se dejó algo por hacer? ¿Volver al Oporto? “No, porque la gente suele hablar como si dependiera del jugador. Mucho no depende del jugador. Los seguidores no se dan cuenta de esto. Pocos serán los que se den cuenta de esto. Detrás de la decisión de cada jugador hay muchas otras decisiones también. Realmente no fue mi decisión no volver a vestir la camiseta del Oporto”.