INGLATERRA | KEOWN

"A Lukaku hay que golpearle, golpearle con todo y decirle al oído que es basura"

Martín Keown da su particular receta para frenar al belga en su vuelta a la Premier League. El Sarpullido pide un marcaje a su estilo para no dar facilidades al del Chelsea.

0
Lukaku, frente a Konsa.
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Inglaterra y sus defensas siempre han dado juego. Liga propensa a encontrar zagueros sin miramientos, siempre dispuestos a aplicar todo lo legal y gran parte de lo que bordea los límites para parar a los delanteros. Muchos de ellos, ahora retirados, miran de reojo a la nueva hornada y les dan sus consejos para enfrentarse al arsenal ofensivo que el potencial económico ha puesto a disposición de la Premier. Un recién llegado es Lukaku. El belga ha vuelto a Inglaterra después de sembrar el pánico en Italia donde fue poco más que un jugador imparable.

115 millones tuvieron la culpa y Lukaku ya se ha estrenado con buen pie en la Premier. Tres goles suma en 270 minutos y la sensación de que era la pieza que le faltaba al Chelsea. Y ahora se preguntan cómo pararle y al paso ha salido Martin Keown. El que fuera legendario defensa del Arsenal ha dado su particular versión, muy cercana a lo que fue él como jugador. Apodado El Sarpullido, porque era capaz de pegar y hacer todo lo necesario para frenar al delantero, Keown se ha despachado en TalksSport y no se ha andado por las ramas en un comentario exagerado.

"Cuando juegas contra Lukaku, cada pelota es una competición. No voy a esperar a que se acerque a mí para sentirme, no me pegaría mucho a él, pero lo golpearía. Lo haría retroceder un poco y cuando lo golpee, lo golpearía con todo. Además, me acercaría a su oído y le diría que es basura, exagerando, pero hoy está jugando contra mí y no va a conseguir el espacio que necesita. No puedes dejarle que se meta en el partido. (...) Físicamente vas a tener que estar preparado para ello. En el juego aéreo es fantástico, ya hemos visto el último gol que hizo así, tiene mucha confianza, porque que tienes que hacerle sentir que contigo ese día todo va a ser diferente. Decirle: 'Soy un poco diferente del resto y te lo voy a poner difícil", afirma en TalkSport. Keown se hizo famoso en Inglaterra por su dureza. Se hizo un nombre en la tradicional lista de defensas contundentes del Arsenal y siguió esa escuela. En 2003 se hizo viral aquella imagen suya gritando en la cara de Van Nistelrooy durante un United-Arsenal, después de que el neerlandés fallara un penalti. Ahora quiere que otros sigan su camino y a veces se propasa al dar su receta.