GRUPO F | YOUNG BOYS-MANCHESTER UNITED

Cristiano eclipsa a Sancho

El inglés llegó como cabeza de cartel, pero ha perdido galones tras la llegada del ex de la Juve. Ante el Young Boys, fue el 'desterrado' tras la roja a Wan-Bissaka.

0

Era el fichaje del verano. Primero se anunció un principio de acuerdo, gasta la confirmación oficial el pasado 23 de julio. Tras un par de años preparando el terreno, el Manchester United confirmó el bombazo del verano: el fichaje de Jadon Sancho por 85 millones de euros. Llegó a la ciudad como un estrellón, como un elegido para llevar al club de nuevo a la cima de Inglaterra y, quién sabe, de Europa. Pero toda esa euforia con el inglés vino a menos tras el fichaje de Raphael Varane y, sobre todo, de Cristiano Ronaldo.

En lo mediático, es lógico que Cristiano, de repente, se convierta en el ídolo de masas de nuevo a su regreso. El problema es que eso ha arrastrado a Sancho a un estatus menor. Comenzó ante el Leeds y el Southampton como suplente. Se estrenó en el once frente al Wolverhampton y repitió ante el Newcastle. En ambos fue sustituido, sin dejar por el camino ningún gol ni tampoco asistencias. Mientras, el portugués, en su redebut, hizo un doblete y fue vitoreado continuamente por su hinchada. También Sancho, aunque pasa de ser un bombazo a un segundo plano.

El colmo llegó en el encuentro de Champions ante el Young Boys. Cristiano hizo el primer gol a los 13 minutos de encuentro. Jadon Sancho, algo desaparecido, buscaba algo de incidencia, sin éxito por banda derecha. En el 35', su gesto se torció. Wan-Bissaka careció de fortuna en un balón dividido, que concluyó en una patada temeraria que justificó de sobra su roja directa.

Solskjaer empezó a trabajar con sus ayudantes en la mejor solución para amarrar la victoria provisional. Sin un defensa, necesitaba quitar a un hombre de arriba para meter a Dalot. El elegido no fue Van de Beek, al que le dio la oportunidad de continuar. Tampoco Pogba ni Fred, integrantes de la medular. Bruno y Cristiano tienen mayor jerarquía. Sí, el elegido fue Jadon Sancho. Posteriormente, el técnico quiso conservar todavía más el marcador y retiró al mencionado Van de Beek para meter a Raphael Varane.

Un hecho a priori sin relevancia más allá de la circunstancia del partido que, sin embargo, sí esconde un mensaje. Jadon Sancho ha perdido los galones con los que llegó y ahora debe demostrar en el campo que está preparado para ser el líder de este United junto a los dos portugueses. Por el momento, parece que le ha ganado la partida a Greenwood y queda por ver qué decidirá Solskjaer cuando Cavani y Rashford se recuperen de sus respectivas lesiones. Entre tanto, el inglés debe alzar la cabeza y enseñar al mundo todo su potencial. Por el momento, así son las cosas y el fútbol, Cristiano le está eclipsando.