INTER - REAL MADRID

Zamorano: "Mbappé es más completo que Haaland"

El exdelantero centro chileno y ahora comentarista estrella de televisión repasa la actualidad futbolística y recuerda sus experiencias en el Sevilla, Real Madrid e Inter.

0
Zamorano: "Mbappé es más completo que Haaland"
Michael Regan - FIFA FIFA via Getty Images

Nada mejor que un doble Real Madrid-Inter en el inminente horizonte de la Champions para descolgar el teléfono y marcar el número de Iván Luis Zamorano Zamora (Maipú, Santiago, Chile, 54 años). Cuatro años de blanco y cinco de neroazzurro, le acercan de manera especial a esta histórica rivalidad que ya suma 17 enfrentamientos directos. Bam, Bam vive desde hace cinco años en Miami, donde firmó un contrato con la cadena televisiva Univisión, que tiene prácticamente todos los derechos de las grandes competiciones mundiales de clubes y selecciones.

-Me han dicho que se ha convertido en un experto en la materia… ¿Es usted muy duro en sus comentarios?

-Es nuevo proyecto de vida con la familia. Trabajo cinco días a la semana, descanso dos y veo todo el fútbol que se puede ver y más. No, no soy duro. Me pongo en la perspectiva del jugador y conozco las circunstancias que se dan dentro de un terreno de juego porque las he vivido. Más que duro, soy técnico y táctico. Le intento dar proyección al error. No me quedo en la 'cagada', voy un poco más allá.

-Hace unos años su ilusión era entrenar o ser director deportivo, en pocas palabras pensaba continuar ligado al fútbol desde dentro.

-Y no he abandonado esa idea por muy feliz que esté ahora. Intento seguir aprendiendo y si se da alguna oportunidad ahí estaré. Ya lo saben en España, estoy deseando entrenar allí o en Europa. Trato de mejorar, de buscar nuevos desafíos. Mi intención, en algún momento, es trabajar en un club de entrenador o de director deportivo. Tengo el Pro de la FIFA. Lo tengo todo preparado para cuando me llame alguien. El fútbol forma parte de mi vida. Fueron 20 años como jugador y ahora lo sigo con otra visión, intentando aportar mi experiencia. Me siento realizado y feliz.

-O sea que está al tanto de todo lo que sucede en el fútbol español en particular y en el europeo en general.

-De todo. Veo mucho a mi Sevilla, al Real Madrid. Hablo mucho con el Cholo… Sigo el fútbol italiano, el inglés, en el que no jugué, pero que se ha transformado en la Liga más importante del mundo por su planificación y estructura a parte del dinero que pueda tener. El dinero sin ideas y sentido común no sirve de nada. El fútbol inglés llama la atención por su intensidad. Tienes que estar muy preparado físicamente para jugar allí y cualquiera puede ganar a cualquiera.

-Nos quedamos con su Sevilla, con el Real Madrid…

-Soy de los dos. Solo puedo estar agradecido al Sevilla porque cuando llegué era un desconocido y allí me hice un nombre en el fútbol europeo. Esos dos años con un trato maravilloso me permitieron llegar al Real Madrid y a partir de ese momento hay un antes y después como jugador y como persona. Cambia toda tu carrera.

"Cuando se juega allí, ya hay un antes y un después en tu vida como jugador, cambia toda tu carrera"

Real Madrid

-Se podía imaginar usted entonces, temporadas 90-91 y 91-92, que el Sevilla iba a llegar donde ha llegado: seis veces campeón de la Europa League, asiduo en la Champions, aspirante al título de Liga.

-Sí. Rotundo. Aquel Sevilla mío era un Sevilla competitivo que jugó la Copa de la UEFA y a lo largo de estas dos décadas largas se ha transformado en un club ejemplo para todos los que quieren crecer. Y gran culpa de ello la tienen las personas que llevan muchos años trabajando allí, uno de ellos es Monchi, que fue compañero mío y ya te hablaba entonces con una visión de las cosas diferente. Tenía un plus especial para desarrollar lo que hoy en el día ha desarrollado. Visualizaba lo que tiene que tener un equipo para crecer, progresar y convertirse en un club importante que va cumpliendo las metas y objetivos que se propone. Otros compañeros que tuve cuando jugaban ya tenían la visión de entrenador… como el Cholo.

"Monchi ya visualizaba hace 20 años lo que un club tiene que tener para crecer y alcanzar sus metas".

Sevilla

- Con Simeone coincidió dos años en el Inter.

-Fuimos compañeros de habitación y te hablaba todo el día de fútbol. No se puede uno imaginar lo que era de 'pesao'. Llegaba a la habitación y te decía cómo teníamos que jugar. Utilizaba los vasos y todo lo que tenía al alcance para explicar cómo debíamos armarnos en el campo. A mí me gustaba hablar también de cine, de moda, de autos, pero él solo hablaba de fútbol.

- ¿Y ya pensaba como ahora?

-Ya entonces nos explicaba unas estrategias que hoy en día se ven reflejadas en una filosofía futbolística que a la larga está marcando una etapa muy larga en el Atlético. Cuando tu piensas en un técnico que marca una huella, este es el Cholo. Ha desarrollado una idea y ha transformado un equipo que cuando llegó era discreto y ahora es un equipo ganador con una filosofía super clara. Eso es extraordinario. Es lo más difícil. Como jugador era el clásico futbolista que siempre querías tener en tu equipo. Dámelo siempre. El Cholo era todo físico, coraje, garra, empuje.

"Fuimos compañeros de habitación en el Inter. Ya era un ‘pesao’, todo el día hablando de fútbol"

Sobre Simeone

- Real Madrid-Inter en el horizonte. Corazón 'partío'.

-Sí. Ya lo tuve el año pasado que también se enfrentaron. Si los cuatro años en el Madrid fueron maravillosos los del Inter no quedaron atrás. Aquel Inter era un equipo muy sudamericano, todo giraba en torno a la alegría, a las bromas… Usted lo sabe bien que casualmente se quedó encerrado un día en una habitación precisamente cuando hablaba con Simeone… Los dos equipos deben pasar primero y segundo. Son favoritos. Mi corazón pide que empaten los dos partidos, pero mi mente dice que el Madrid ganará en el Bernabéu y el Inter en San Siro. Y también quiero y creo que los dos van a pelear por el Campeonato.

-Háblenos del Madrid como si estuviera delante del micrófono de Univisión.

-Ha armado un buen equipo. Con un Hazard en mejor condición física; con un Bale más motivado; con un Benzema haciendo todo lo que él sabe hacer; con un Casemiro que recupera pelotas y meta pierna fuerte en el medio; con un Kroos y Modric que sigan teniendo esa magia en sus pies; con un Valverde que me encanta por el ida y vuelta que tiene y esa garra charrúa que pone; con Alaba poniendo un poco más de intensidad a la hora de salir desde atrás jugando; con un Courtois que transmite seguridad… Si todos están bien física y técnicamente veo un Real Madrid para competir por la Liga y la Champions…

-Los delanteros como Iván Zamorano están desapareciendo del fútbol…

-Los delanteros de área están en extinción. Ya no hay un Batistuta, un Crespo, un Zamorano… No existen. El fútbol de hoy sacó a los delanteros del área. Hoy son jugadores de todo el frente del ataque. El último que puede quedar de mi estilo es Falcao, que acaba de firmar por el Rayo Vallecano. Todavía es un delantero que puede finiquitar el 90 por ciento de las jugadas dentro del área. Estaba Luis Suárez, pero también se vino un poquito más atrás a recibir. Me gusta mucho Lewandowski. Tiene un gran remate de cabeza, pero cubre más zona de acción, juega muy bien de espaldas. Haaland, Lukaku son delanteros que pueden partir muy de atrás y con su potencia física marcan diferencia.

"El fútbol de hoy sacó a los delanteros del área. Hoy son jugadores de todo el frente del ataque"

Táctica

-Ni me ha citado a Mbappé. Para usted el francés qué es…

-Es un extremo. En un par de años va a ser el mejor jugador del mundo. Hoy ya marca diferencias en el uno contra uno. En la definición es un tipo que no se equivoca, cuando tiene una, no falla. No es un centro delantero, es un jugador de todo el frente del ataque. Puede definir en el centro del área, pero él se mueve muy bien por las bandas. Gran parte de sus goles parte desde afuera hacia dentro. Divide muy bien. Es un jugador que no solo hace gol, también da muchas asistencias. Le falta lo que tienen los grandes 'centrodelanteros', 'cabeceo', 'cabeceo'… En su máxima expresión es uno de los delanteros más completos.

-Suponga que tiene 150 millones de euros en el banco. ¿A quién ficha antes a Mbappé o Haaland? Solo a uno.

-Mbappé. Por todo lo que he explicado y por cómo veo el fútbol. Haaland puede servir para un sistema, para una idea futbolística. Para jugar más a la contra. O para pensar en una salida larga en donde él pueda marcar la diferencia con su potencia física. Mbappé sirve para cualquier sistema de juego y a cualquier entrenador en el mundo le sirve mucho más porque es mucho más completo.

"Vale para en cualquier estilo y equipo, el noruego es más para jugar a la contra y a los espacios".

Sobre Kylian Mbappé

 "Siempre 'entrenás' así o solo cuando odias a tu entrenador"

Iván recuerda su experiencia con Valdano cuando el técnico no contaba con él en el Real Madrid y cómo fue la llegada de Ronaldo al Inter. Curiosamente Iván tuvo que superar dos momentos especiales en su carrera futbolística a su paso por el Real Madrid y por el Inter. Estando en el Bernabéu, en su tercera temporada, 93-94, llegó Jorge Valdano como entrenador y señaló públicamente que no contaba con él ni con Amavisca. Concretamente a Zamorano le dijo que sería el quinto extranjero y el quinto delantero…

-Usted venía de marcar 37 y 17 goles con el Real Madrid las dos temporadas anteriores. ¿Qué pensó cuando Valdano le comentó que no contaba con sus servicios?

-Jorge quería que me buscara equipo. Tenía otra visión de ese Real Madrid. En ese momento me demostré a mí mismo que en esa adversidad podía encontrar una oportunidad deportiva y de vida. Yo solo quería seguir en el Real Madrid. Sus palabras de que sería el quinto extranjero, el quinto delantero, fue un desafío conmigo mismo de que podía jugar y así se lo quise demostrar desde el primer entrenamiento en la pretemporada en Nyon, Suiza…

-Cuente, cuente. ¿Cómo se lo demostró?

-Jorge se metió a jugar con nosotros el partidillo y dije esta es mi oportunidad. Valdano tenía la pelota y yo me tiré al piso y agarré pelota, agarré tobillo, agarré rodilla… y agarré algo más, pero sin ninguna intención. Nos caímos al suelo y cuando me iba a levantar a seguir buscando la pelota, Jorge me dijo: "Ché, boludo, vos siempre ¡entrenás' así o solo cuando odias a tu entrenador". Y yo le dije "yo siempre entrenó así". Después, con el tiempo, comentamos la jugada muchas veces y nos cagábamos a reír con Jorge y Cappa, pero en ese instante ellos se dieron cuenta de que conmigo se habían equivocado porque sabía perfectamente lo que tenía que hacer para poder seguir siendo un jugador importante en el Real Madrid.

"Yo no quería el ‘10’. Me parecía el número de los más grandes y que yo no era digno de llevarlo. Además, el nueve era el mío de toda la vida"

Zamorano

-Fue la entrada, el tackling, más importante de su vida.

-No sé si fue el más importante, pero sí el que me permitió que hubiera un antes y un después. Ese tackling hizo que todo el mundo supiera como trabajaba. Me permitió al menos, en los partidos de pretemporada, entrar 15 minutos y hacer un gol. Luego 30 minutos y hacer otro. Así hasta que llegó al Teresa Herrera, entré de titular y marqué el gol del triunfo. En el trofeo Bernabéu hice los dos goles y fui elegido el mejor jugador del torneo… y así comencé la Liga de titular contra el Sevilla y a los 13 segundos ya hice un gol; al quinto partido ya tenía siete goles y ya era el socio de Valdano y el ejemplo de lo que todo el mundo tenía que hacer para ser titular. Aquella fue una lección de vida que me demostró que siempre que me esforzara al máximo podría conseguir mis objetivos.

-No renueva por el Real Madrid, está a punto de firmar por el Atlético, pero realmente donde recala es en el Inter. Su primera temporada allí, 96-97, es indiscutible. Juega 40 partidos y marca nueve goles. Pero en la segunda llega Ronaldo… y la titularidad se encarece.

-La diferencia con lo ocurrido en el Real Madrid, es que en el Inter nadie me dijo que me tenía que ir. Me dijeron que seguía en una plantilla a la que llegaban los mejores jugadores del mundo, al menos uno que era Ronaldo. Como jugador de fútbol pude cometer errores, pero tenía algo que era muy importante: mi fortaleza mental, mi carácter, mi personalidad. La única forma que tengo de ver el fútbol que es entregándome al máximo. Hice lo que tenía que hacer. Aquella era una plantilla extraordinaria con Baggio, con Recoba, con Vieri… y por supuesto con Ronaldo. Entendí que me tenía que esforzar el doble para jugar y fue lo que hice. Opté por el camino correcto, que era el del esfuerzo, el de la superación y a la larga terminé jugando. En todos los equipos por los que pasé se me consideró como un guerrero y eso es lo que era. Luchaba más que cualquiera para poder jugar. Haciéndolo así me iba a ir mucho mejor. Ese año ganamos la Copa de la UEFA a la Lazio en París y marqué el primer gol. También ganamos el 'scudetto', aunque nos lo robara la Juventus. Después salió con el tiempo que en ese partido decisivo estaba comprado el árbitro…

-Y en su tercer año, segundo de Ronaldo, le dejó usted el 9 y se inventó lo del 1+8. ¿Cómo surgió aquello?

-Cuando llegó Ronaldo, todo el mundo daba por hecho que tenía que dejar el '9' al mejor del mundo y yo no tenía problema. Hablé con Mazzola, que era el director deportivo del club y también con Moratti, el presidente. Les dije, déjenme un año más el '9' y al siguiente se lo paso. Entendieron la postura y Ronaldo se puso el '10'. Yo no quería el '10'. Me parecía el número de los más grandes y que yo no era digno de llevarlo. Además, el nueve era el mío de toda la vida.

- ¿Fue muy traumático el momento de la verdad?

-Cuando llegó se me ocurrió juntar dos números en la camiseta que sumaran nueve. Pero a quien se le pasó por la cabeza lo del signo '+' fue a Mazzola. El club pidió permiso a la Federación y nos dejaron. Al principio yo mismo ponía con un trozo de tela blanca el signo entre el 1 y el 8, pero a los pocos partidos, la marca de ropa ya me mandó camisetas con el '+' agregado, que quedaba mucho mejor que mi receta casera. Y esa camiseta se convirtió en la más vendida de todo el fútbol italiano. Como lo oye.