VALENCIA

Bordalás cuida su vestuario

El alicantino recibió la consigna de evitar problemas internos como los que vivieron Celades o Gracia, por ello trata de mantener enchufadas a las piezas claves del vestuario.

0
Bordalás cuida su vestuario
ALBERTO IRANZO DIARIOAS

"Queremos un líder para el equipo". Esas fueron las palabras de Anil Murthy semanas antes de que se hiciera oficial que Bordalás iba a ser el nuevo entrenador del Valencia Club de Fútbol. No tardó mucho el alicantino en alzarse como referente para la afición: dentro del club donde algunos empleados se definen como "soldado de Bordalás", la directiva ha acordado con él la famosa 'hoja de ruta' para los fichajes y en el vestuario es la referencia.

Precisamente el vestuario valencianista es uno de los puntos más importantes para el entrenador. Comandado por Soler, Gayà, Gabriel y compañía, la plantilla che ha demostrado en los dos últimos años un compromiso ejemplar para sacar 'las castañas del fuego' al club cuando se temía incluso por el descenso. Sin embargo, también ha habido roces que han lastrado el rendimiento de piezas clave.

En 2020 fue la situación de Diakhaby lo que llevó a que el equipo terminara por no creer a Celades, además de otros asuntos que quedan guardados en casa. Y en 2021 entre la apatía de Gracia y sus problemas con Maxi Gómez y Guedes, a los que nunca llegó a sacar un gran rendimiento. Estos se acrecentaron cuando el entrenador ignoró por completo a los fichajes de invierno, que atónitos no daban crédito a lo que hacía el técnico con ellos y llegaron a plantearse si era por problemas personales hacia ellos. Todo lo dicho también llevó a un ambiente muy enrarecido.

Por ello al 'líder' Bordalás le dieron desde el primer momento la consigna de evitar los problemas internos con el vestuario que vivieron sus predecesores. Y dicho y hecho, el técnico ha logrado sacar el mejor rendimiento de Guedes en las primeras jornadas y que Maxi se sienta más partícipe del juego. Además, Diakhaby que se quería marchar y que apenas ha participado, mantiene también una buena relación con el entrenador pese a la ausencia de minutos.

No es de extrañar, pues, lo que ha ocurrido en la sesión de hoy jueves. Bordalás aprieta pero no ahoga. Realiza sesiones de dos horas y media con gritos y mensajes potentes, pero también da lugar al afecto. Antes de que comenzara el entreno, el técnico hizo junto a sus jugadores un corrillo en el que todos terminaron abrazándose entre sí, para la buena sintonía del vestuario. Lo más llamativo fue lo que hizo Bordalás: Se abrazó con Gonçalo Guedes, Diakhaby y los fichajes Helder Costa, Hugo Duro y Marcos André. Concociendo el contexto, no es casualidad.

869
839
881
913
932
813

Los abrazos significaivos de Bordalás

El técnico se abraza con el recien llegado Helder Costa

Los abrazos significaivos de Bordalás

El técnico se abraza con el recien llegado Helder Costa

Los abrazos significaivos de Bordalás

Guedes también recibió su dosis de cairño

Los abrazos significaivos de Bordalás

Diakhaby recibió el afecto de Bordalás

Los abrazos significaivos de Bordalás

Marcos André tampoco estuvo exento de un abrazto del mister

Los abrazos significaivos de Bordalás

Además, la mayoría de jugadores se abrazaron entre sí

1 / 6