REAL MADRID I LA ENTREVISTA

"Si Mbappé no renueva con el PSG, irá a la grada como Rabiot"

Donato di Campli, exagente de Verratti, intentó sacarle de París para fichar por el Barça. "El PSG cree que puede comprar la historia, pero la historia no se compra. La historia se escribe".

Madrid
0

Tachar al PSG como “una prisión de oro” se ha convertido en una expresión común a la hora de calificar las dificultades que el club francés pone a sus jugadores para salir. Pocos recordarán que es invención de Donato di Campli, el que fuese agente de Marco Verratti hasta 2017, cuando intentó llevarlo al Barcelona. Provocó la ira del PSG, que contraatacó forzando al italiano a abandonar a Di Campli para fichar por Mino Raiola, su actual representante. Ahora que Mbappé intenta ganar la batalla que Verratti no supo vencer, AS charla con Di Campli sobre aquel traumático proceso que, relata, le sigue doliendo pese al tiempo transcurrido.

Usted quiso sacar en 2017 a Verratti del PSG para llevarlo al Barcelona, que no tenía problemas en pagar el precio que fijase el equipo francés. Pero no hubo manera y además usted acabó perdiendo a su cliente. ¿Cómo recuerda todo aquello?

Es un mal recuerdo, una historia increíble. Marco y yo habíamos decidido fichar por el Barcelona, ya habíamos establecido contactos con el director deportivo (en aquel momento era Robert Fernández) y también con el presidente Bartomeu. El propio Marco se lo comunicó al club en el segundo día de entrenamientos de la pretemporada, que quería dejar el PSG, que no iba a renovar y que como el Barcelona acababa de recibir los 222 millones de la cláusula de rescisión de Neymar, tenía mucho dinero en caja para hacer frente a lo que pidiesen por él. Lo siguiente que pasó es que el PSG amenazó a Marco y él terminó firmando con (Mino) Raiola, aunque él nunca lo reconocerá.

El PSG se negaba a reconocerle a usted como agente de Verratti, por entender que todo el movimiento había sido una idea suya…

El PSG no volvió a hablar conmigo y amenazaban a Verratti con retenerle hasta el final del contrato. El director deportivo en aquel momento era Antero Henrique, con el que yo no me entendí bien. Ahora está Leonardo, que es distinto; con él mi relación es estupenda.

Verratti y Di Campli, en 2017.

¿Marco era consciente de esas dificultades para salir del PSG cuando llega allí?

No se habló nada de eso. A Marco lo llevé al PSG en 2012, en la primera etapa de Leonardo; él venía de la Serie B, del Pescara, y en estos cinco años habíamos firmado cinco renovaciones de contrato. En el Pescara ganaba 80.000 euros al año; en 2017, su salario ya estaba en seis millones netos. (Ya en manos de Raiola, Verratti terminó renovando en octubre de 2019, hasta 2024, y su salario subió hasta los 7,5 millones netos).

¿Llega a hablar con Al-Khelaïfi para intentar convencerle?

No, fue el propio Marco también, le envió un mensaje que yo vi. Estábamos juntos en Ibiza en el momento de enviarlo. Y Bartomeu también intentó hablar con Al-Khelaïfi, pero él no quiso ponerse al teléfono con el presidente del Barça. Marco en ese momento tuvo miedo, por la posible reacción del PSG, le amenazaron con la posibilidad de acabar en la grada si no renovaba el contrato.

No es un buen reclamo para los jóvenes que puedan fichar por el PSG…

Claro que no, si te fijas tiene 40 o 50 jugadores en plantilla (actualmente, según la web, la primera plantilla tiene 34 nombres; el club ha cedido este verano a otros seis). Y nadie consigue sacar jugadores de allí, porque además ganan mucho dinero.

Di Campli, a la izquierda, en Ibiza con Verratti y varios jugadores del PSG en 2017.

Dijo usted por entonces que Verratti era prisionero del emir de Qatar. ¿Al Khelaïfi manda mucho o es un mero emisario de la familia real catarí?

Es la marioneta de Qatar, que son los que lo controlan todo. Eso lo dije en una entrevista con el Corriere dello Sport y después de aquello, para Qatar, fue como si hubiese cometido un atentado contra el emirato. Después de aquello, yo estaba muerto para el PSG. Fui a París para intentar hablar con Al-Khelaïfi, para arreglar la situación, pero no quiso hablar conmigo. Intenté denunciarlo en su momento, pero nadie hizo nada. Fue escandaloso.

¿UEFA y FIFA deberían actuar en ocasiones como esta?

Absolutamente. Pero nadie hace nada, yo lo denuncié a la FIFA, a la UEFA, en la Federación Italiana (en la que él está adscrito como agente FIFA)… pero nada. Y aquello terminó causándome un daño importantísimo, personalmente y también en lo económico. Y al final, mira, Marco cambió de agente pero no cambió de equipo. Renovó, pero no pudo irse como él quería. Para mí todo esto es una herida que sigue abierta.

Sabiendo lo que sabe, ¿cree que saldrá Mbappé del PSG este verano?

Le pasará lo que a Rabiot, porque todo esto para el PSG es un asunto personal, no de dinero. Cree que puede comprarlo todo. Si Mbappé no renueva, irá a la grada. No les importa nada no ingresar ese dinero ahora, si tengo que apostar, yo diría que no sale. Por experiencia personal.

Es un panorama desolador para el Madrid…

La única esperanza es Leonardo, que es un hombre de fútbol. Y eso es importante. Pero aun así lo veo muy difícil, casi imposible. Con Al-Khelaïfi y el PSG tienes un problema, y es que es como si les diese pereza el dinero. Mbappé no debe ofender al emir y decirle que se va, porque está en sus manos. Ojalá tenga suerte, porque el PSG al final no engaña a nadie. Quiere comprar la historia, pero la historia no se compra. La historia se escribe. Y ellos no pueden, no pueden.