REAL MADRID

Mbappé o nadie

El Real Madrid 'pasa' de Cristiano y Lewandowski y también ha dicho 'no' a oportunidades de jóvenes como Aouar y Tchouameni. El esfuerzo está encaminado en exclusiva al crack francés...

0

El Real Madrid no quiere distracciones en su plan para hacerse con Mbappé. Un sueño que parecía (o parece, quedan días para el desenlace final) encaminado hacia 2022 pero puede adelantarse un año. Por eso la entidad blanca está encaminando todos sus esfuerzos para ver si puede traer este verano al crack francés y no presta oídos a ninguna de las posibilidades que el mercado parece ponerle a tiro. Ni la vuelta de Cristiano, desactivada rápidamente hasta por Ancelotti, ni la intención de Lewandowski de dejar de inmediato Múnich (el Madrid no contempla al polaco) ni tampoco posibilidades de futuro que se pongan a tiro. Son los casos de Aouar (23 años, Lyon) y Tchouameni (21, Mónaco), dos jóvenes talentos de la Ligue1, han sido ofrecidos pero el club blanco tampoco está por la labor. Es Mbappé o nadie.

Entre otras razones, económicas. El Madrid ha recolectado una importante cantidad en los dos últimos veranos (185M€) en ventas y ese dinero siempre ha estado pensado en ser usado para paliar los efectos de la pandemia y, si había la posibilidad, echarle el guante a Mbappé o Haaland. Kylian es una posibilidad difícil pero ni mucho menos remota de ahí que cualquier acercamiento de una estrella ajena a Chamartín se corte en seco. "Ni Carlo ha pedido a Cristiano ni el club ha considerado su vuelta", contaron a AS varias fuentes del Real Madrid la mañana posterior a la noticia lanzada por Edu Aguirre en El Chiringuito según la cual Ancelotti había solicitado el fichaje del portugués. El propio Ancelotti salió raudo al paso en su Twitter. La consigna es clara. Mostrarle a Mbappé que se le espera y que todos los esfuerzos estarán dirigidos a él.

Las apuestas de futuro ya están en casa

El Madrid se prepara para el aluvión de rumores del tramo final de mercado y para que se pongan sobre su mesa posibles negocios en forma de fichajes de última hora a través de agentes e intermediarios. La prioridad es Mbappé o, si el PSG finalmente no cede bajó ningún concepto, esperar a 2022 para que llegase gratis e ir con todo a por Haaland. La entidad es consciente de que el tablero ha cambiado y dispendios como los de Jovic, Odriozola, Mariano e incluso Militao son impensables hoy en día y es mejor poner todas las fichas en una sola casilla, la de un crack, y esperar a convencer a agentes libres como ha sucedido con Alaba. También hay razones deportivas. El Madrid estima que invertir ahora en un futbolista que no mejore lo que hay es gastar balas porque tiene una buona cuota de jovenes por desarrollar (Vinicius, Rodrygo, Valverde, Militao...).

Unas líneas rojas que no piensa traspasar y menos en una semana en la que el futuro de Mbappé aún se sigue por escribir. El único nombre del que el Madrid está pendiente.