LAS PALMAS

Jesé y una pretemporada al ralentí

Tras haber contraído el COVID-19 y luchar contra unas molestias en el tobillo izquierdo, el extremo no ha podido completar una preparación de garantías.

0
Jesé y una pretemporada al ralentí
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

A falta justo de una semana para disputar el primer encuentro liguero ante el Valladolid (domingo 15 de agosto, a las 21.00 h.c), Jesé Rodríguez sigue sin estar a tope después de haber pasado el COVID-19 durante la pretemporada y tener diversos problemas en su tobillo izquierdo. Un año más la preparación no ha sido la más adecuada y habrá que ver cuánto tiempo tarda en llegar al mismo nivel que sus compañeros.

Surgen nuevas piedras en el camino de Jesé para intentar recuperar el nivel del futbolista que un día fue. Esta vez, como enemigo, se ha encontrado con el coronavirus, impidiéndole llegar a un estado de forma óptimo para el inicio del curso, por lo que, a diferencia de sus compañeros, necesitará más tiempo para reencontrarse con su potencial, como ya le ocurriera a Sergio Araujo la temporada pasada.

Todo comenzó el pasado 30 de junio cuando la UD Las Palmas publicaba un comunicado en el que informaba que el extremo grancanario, tras someterse a las correspondientes pruebas de antígenos realizada, había dado positivo por el virus. A partir de ahí, el jugador se aisló y su renovación se paralizó hasta el 13 de julio. Un día más tarde, el futbolista se incorporaría a los entrenamientos con un plan específico para ir recuperando el tiempo perdido, puesto que sus compañeros ya habían empezado el 5 de julio. Sin embargo, aunque llegó a tiempo para viajar el día 20 a Marbella con el resto de sus compañeros, las cosas se torcieron aún más por unos problemas en su tobillo izquierdo, sufridos fuera de los terrenos de juego.

Con todo ello, Jesé, que se había perdido el primer partido de pretemporada contra el filial, tampoco pudo participar contra el Espanyol (victoria 1-0) ni contra el Sevilla (derrota 0-1). Su debut llegaría ya contra el Wolves (victoria 2-3), entrando en el descanso, aprovechó un regalo de la defensa inglesa y anotó su primer y único gol de este periodo de preparación. Unos 25 minutos en el campo fueron suficientes para su maltrecha forma.

Posteriormente, frente al Cádiz (victoria 1-0) estrenó titularidad y estuvo en el campo los primeros 45 minutos sin mucho acierto ni participación.

De hecho, Pepe Mel nada más terminar el “stage” de Marbella fue claro y explicó que a Jesé “le falta. Ha tenido un proceso de covid y la analítica nos dice que todavía no está recuperado. Hace esfuerzos por estar y no alcanza el nivel de los compañeros, algo que, con los datos de los médicos que tenemos, se veía venir. Pero queda tiempo para el inicio de la Liga”.

A pesar del optimismo del técnico madrileño, pocos han sido los cambios del jugador de Lomo Blanco en sus tres últimas intervenciones en el verde, tanto contra el San Fernando (5-0), sin anotar y disputó 45 minutos, como contra San Mateo (victoria 1-0), en un encuentro en el participó 50 minutos bastante discreto, y ante el Tamaraceite (victoria 3-0), donde disfrutó de los últimos 20 minutos.

“Vine en el mercado invernal y cuando mejor me empezaba a encontrar ya estaba terminando la Liga. Ahora voy a tener una pretemporada y seguro que mis piernas lo van a notar, voy a estar muchísimo mejor, además de que lo necesito para ser más regular", decía el futbolista el día de su presentación. Algo que no ha sido posible y que habrá que ver cuánto le lastra en este inicio de campeonato o en el futuro.

En definitiva, la inactividad por el COVID-19, los problemas derivados y su tobillo izquierdo le han complicado la pretemporada, que esperaba completamente diferente, en un año que se espera que sea el de su despegue después de solo haber firmado dos dianas el año pasado en 16 partidos, donde sumó 1.174 minutos. Goza de confianza plena por parte de Pepe Mel y deberá refrendarlo en el verde en un año ilusionante para los amarillos.