BARCELONA

Messi se va del Barcelona: ¿qué equipos podrían ficharle?

Con el futuro del argentino en el aire tras el comunicado del Barça, la interrogante ahora es saber en qué club puede encajar a nivel deportivo y también económico.

0

El impacto mundial de la noticia de Messi enseguida supuso que se dirigieran las miradas a aquellos clubes que están capacitados para poder contratarlo. Encajar al argentino no es sencillo, pues su alto salario obliga a movimientos muy concretos de plantilla y a cuadrar unas cuentas que ahora mismo están muy deterioradas en plena pandemia. Además, los retos deportivos de Messi aún no están agotados y él busca un proyecto que todavía le permita seguir ganando títulos. En cualquier caso, las alternativas que parecen más claras son las siguientes.

PSG

El gran favorito, para muchos. Al Khelaifi siempre ha tenido a Messi como un sueño y ahora está más cerca que nunca. No tiene problemas económicos como para ofrecerle el salario que pide, aunque quizá deba prescindir de una gran estrella para hacerle sitio. Los focos apuntan a Mbappé, a sólo un año de terminar contrato y con el Madrid acechando. Otro factor importante es Neymar. El brasileño, amigo íntimo de Messi, renovó hace poco a cambio de que construyeran un proyecto deportivo de primer nivel a su alrededor.

Nunca ha ocultado su deseo de volver a jugar con Messi y, pese a los intentos del Barça por juntarles, parece que está más cerca de que esto ocurra en París que en Barcelona. Hay compatriotas como Paredes y Di María que también harían confortable a Messi la llegada, además de buenos fichajes como Ramos o Donnarumma que atraen. Por el momento, eso sí, Le Parisien informa de que el club tiene otras prioridades, entre ellas, la continuidad del propio Mbappé. En contraposición a lo ya dicho, el prestigioso periodista Mohamed Bouhafsi y el también prestigioso Fabrizio Romano hablan de contactos en la noche de este jueves entre el PSG y el argentino.

Manchester City

El gran reclamo para Messi en el City se llama Pep Guardiola. Con ningún otro técnico ha jugado al nivel que con él cuando coincidieron en el Barça. Además, tienen una buena relación de respeto y la incertidumbre de saber qué hubiera pasado de estar más tiempo juntos. Quizá no haya nunca más otra oportunidad de volver a encontrarse. Para muchos son el mejor jugador y el mejor entrenador, por lo que su combinación sería letal.

El City necesita dar un paso al frente en su deseo de ganar por fin la Champions y con Messi estaría más cerca. En cualquier caso, los fichajes de este verano no pasaban en principio por él. Este jueves anunció el conjunto 'citizen' la incorporación de Grealish por 118 millones y está tratando de contratar también a Harry Kane, que tendrá un coste parecido.

Es decir, la inversión estaba decidida y no figuraba en ella la apuesta por el argentino. Tampoco la Premier parece el campeonato idóneo para que Messi juegue a los 34 años y con un ritmo de juego considerablemente más bajo que hace unas temporadas. Pero todo está por ver.

Miami

El conjunto de Beckham en la MLS es una opción que ha manejado Messi, aunque la ve aún lejana. Está claro que una retiro plácido en una liga menor y en una ciudad tan glamourosa como Miami atrae a cualquier futbolista. Además, el club le permitiría seguir en el organigrama una vez decida retirarse, por lo que le ofrecería un contrato de larga duración que permitiría a Messi transitar de la mejor manera posible entre su rol como jugador y otro que está por ver en el futuro pero dentro del fútbol, si es que así lo desease.

Pese a que ya ha superado ampliamente la treintena, Messi se ve con fuerzas para seguir jugando en Europa al más alto nivel y esto resta muchas opciones de que pueda marcharse a EE UU. La gran Copa América realizada le convenció definitivamente de que aún tiene cuerda como para seguir jugando entre los mejores en Europa y pelear por más títulos de primer nivel.

Barcelona

No hay que descartar tampoco esta opción. El anuncio del Barça es un mensaje y una crítica hacia LaLiga y hacia Javier Tebas, pero Messi no ha dicho absolutamente nada respecto a un adiós. Si se consiguen arreglar los problemas entre club y patronal, el argentino está en su perfecto derecho de volver a firmar un contrato por el Barça. Sería volver a dar la vuelta a la tortilla, pero en este asunto aún hay muchas cartas por jugar.