ESPANYOL

Puado, Óscar Gil y la génesis olímpica del Espanyol

Los finalistas en Tokio-2020 representan al Espanyol 97 años después de los pioneros, Ricardo Zamora y Ricardo Saprissa, quien no compitió en fútbol...

0
Javi Puado, Óscar Gil, Ricardo Zamora y Ricardo Saprissa.

La medalla está asegurada para dos pericos que, este sábado a las 13:30 (hora peninsular española) lucharán por el oro contra Brasil. Se trata de Javi Puado y de Óscar Gil, representantes del Espanyol en unos Juegos de Tokio en los que prácticamente se cumple un siglo de la primera presencia del club blanquiazul en un certamen olímpico. Y, como ahora, lo hizo por partida doble. Pero, curiosamente, aunque ambos eran futbolistas, uno participó en otro deporte.

Los pioneros del Espanyol en unos Juegos fueron Ricardo Zamora y Ricardo Saprissa, ambos en París-1924. Es cierto que el Divino había participado antes en una cita olímpica, con su plata en Amberes-1920, pero entonces militaba en el Barcelona. Cuatro años después, en la capital francesa, actuó como perico en la portería de una Selección española que aspiraba a cotas muy altas –el propio Zamora aventuró que llegarían hasta la final– pero que a la hora de la verdad no pasó del primer encuentro ante Italia (0-1), una suerte de eliminatoria a partido único, que se resolvió con un autogol de Pedro Vallana –quien también había jugado en Amberes– a pocos minutos del final.

Más singular es la participación de Saprissa, pues discurrió en la competición de tenis. Reconocido 'sportman' de la época, ya que también había practicado con éxito el béisbol y el hockey hierba –además del fútbol, naturalmente–, el jugador del Espanyol fue campeón de Cataluña y de España en dobles en 1923 y 1924, lo que le llevó a los Juegos.

Y lo hizo bajo la bandera española, a pesar de haber nacido en El Salvador y de convertirse, así, en el primer centroamericano en una cita olímpica, tal como acredita la ISOH (International Society of Olympic Historians). Llegó hasta tercera ronda junto a Eduard Flaquer y también participó en dobles mixtos, al lado de la pionera Rosa Tomás, aunque fueron apeados en el primer cruce.

Ahora, 97 años después, tienen ante sí el canterano Puado y Óscar Gil la oportunidad de regresar al Espanyol con la medalla de oro en el cuello, aunque en el peor de los casos ya tienen asegurada la plata que en Sidney-2000 conquistaron Raúl Tamudo y Toni Velamazán, además de Joan Capdevila, que entonces no militaba en el club perico.