DEPORTIVO

El Depor se atasca en las salidas

El acuerdo para rescindir con Salva Ruiz, hace ya 16 días, fue el último. Los casos de Celso Borges, Uche Agbo y Keko Gontán continúan sin resolverse.

0
Ceslo Borges, en el amistoso ante el Bergantiños.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo disputó este miércoles su tercer partido amistoso ante el Bergantiños, que además terminó con una sonrojante derrota (2-1). Paralelamente al aspecto deportivo, el club juega otro partido en los despachos que ha entrado en un preocupante punto muerto. La entidad blanquiazul necesita deshacerse de los contratos más altos tras las ingentes pérdidas de la pasada temporada (9 millones), pero desde el acuerdo con Salva Ruiz el ya lejano 21 de julio, no han vuelto a producirse movimientos y en la Plaza de Pontevedra comienzan a encenderse las luces rojas ante la falta de avances.

Toda esta delicada situación económica llevó al Deportivo a anunciar a sus jugadores y empleados el inicio de los trámites para realizar un ERE el pasado 8 de julio. Tras esta decisión se sucedieron los acuerdos con Claudio Beauvue y Salva Ruiz, pero ahí acabó todo. Ambos futbolistas terminaban contrato en 2022, lo que ayudó al acuerdo y explica en buena parte los problemas que se está encontrando el Depor con los otros tres principales señalados por sus salarios: Celso Borges, Uche y Keko Gontán. Todos ellos con tres temporadas de contrato, lo que multiplica las cantidades de sus rescisiones. Tanto Borges como Keko jugaron este miércoles el amistoso ante el Bergantiños. A estos tres nombres hay que añadir los de Diego Rolan y Fede Cartabia, ausentes toda la pretemporada con permiso del Deportivo.

Se acaba el plazo dado por Couceiro

Después de comunicar el club el inicio del trámite del ERE por carta se concedió 15 para que jugadores y empleados eligiesen una comisión negociadora. Este no se produjo y Antonio Couceiro anunció el 23 de agosto que ampliaba otras dos semanas el plazo. La intención del presidente era llegar a acuerdos amistosos en este tiempo extra, pero no se ha producido ninguno, los avances son mínimos y este segundo plazo termina el sábado. Si como parece no hay novedades, la posibilidad la vía ‘diplomática’ se habrá cerrado, el club podría comenzar a ejecutar el ERE y los que se vean afectados recurrir a la Consellería de Traballo hasta el TSXG (Tribunal Superior de Xustiza de Galicia).