BARCELONA

Jordi Alba, el ‘showman’ de los calentamientos

El defensa convierte los primeros minutos de las sesiones en un festival de chascarrillos que hacen más fácil el trabajo a los preparadores físicos.

0
Jordi Alba, Gerard Piqué y Riqui Puig llegando al entrenamiento del FC Barcelona en un carrito de golf.
GORKA LEIZA DIARIO AS

Generalmente los entrenamientos suelen ser muy aburridos y aún más los primeros minutos, cuando los jugadores se someten al calentamiento inicial, donde han de ejecutar una serie de ejercicios sistemáticos y en el mismo orden. Sin embargo, este prólogo del entrenamiento cuenta con Jordi Alba para hacerlo mucho más ameno y llevadero. El internacional no para de hacer comentarios, picar a sus compañeros, tirar de algún chascarrillo y hasta bromear con sus compañeros. Todo con el fin de que esos primeros diez minutos, donde el preparador físico, Albert Roca, lleva la batuta, sean mucho más llevaderos.

En la sesión de este martes no ha sido una excepción. Alba ha llegado al campo en el cochecito de golf que conducía Piqué, y junto a Riqui Puig, que últimamente se ha convertido en inseparable del central catalán. Durante los primeros minutos ha ido repartiendo para todos. Primero Griezmann, después Lenglet, también Riqui Puig y sobre todo con Piqué, con quien antes y después de cada ejercicio tenía algún comentario que hacer.

Al lateral le ha dado tiempo hasta a darse cuenta de la proximidad de las cámaras -era una sesión abierta en los primeros quince minutos-, por lo que ha optado por redimirse un tanto en sus comentarios, consciente que alguno podría acabar siendo grabado.

Tras los primeros diez minutos de calentamiento, el equipo cambió de campo de entrenamiento para empezar una sesión muy amena, donde Koeman introdujo varios juegos con el balón. Sólo Nils Mortimer no participó en estos ejercicios, trabajando en solitario con un preparador físico, por una indisposición estomacal.

Viendo la sesión estuvieron la cúpula deportiva al completo: el vicepresidente, Rafa Yuste, que se abrazó efusivamente con Koeman antes de iniciar la sesión, el director de fútbol, Mateu Alemany, y el secretario técnico, Ramon Planes.