BARCELONA

Laporta exhibe su buen rollo con los capitanes

El presidente blaugrana aprovechó la mañana para saludar a los técnicos y futbolistas, mostrando un especial cariño con Piqué, Busquets, Sergi Roberto y Alba.

0
Laporta exhibe su buen rollo con los capitanes
FC Barcelona

Joan Laporta exprime el tiempo hasta sacarle todo su jugo. En su breve estancia en Alemania no sólo ha aprovechado para ver el triunfo en directo de sus pupilos ante el Stuttgart (0-3) y la enorme exhibición de Memphis, con un golazo para enmarcar, sino que también le ha dado tiempo esta mañana para saludar uno a uno a todos los miembros de la delegación del club en el stage, con especial atención al técnico Ronald Koeman y a los capitanes Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto así como también a Jordi Alba.

Las imágenes de buen rollo y relajación que ha enviado el club de este encuentro no son baladíes sino que tienen un significado muy concreto: ver a Laporta, acompañado del vicepresidente deportivo, Rafa Yuste, bromear abiertamente con Piqué o saludar efusivamente a Busquets demuestran claramente que el camino hacia la rebaja salarial de cara a esta temporada está ya encaminado y que en breve se podrá anunciar el acuerdo con estos cuatro pesos pesados de la plantilla.

Y es que hasta el propio Laporta reconoció que las primeras tomas de contacto con los agentes de los jugadores fueron complicadas porque el esfuerzo económico que pedía el club era considerable -se habla de una reducción salarial el primer año del 40%-. Sin embargo, los jugadores han ido asimilando que el club necesita que ellos den un paso adelante y parece que la sintonía ahora es evidente.

Tanto es así que la cúpula directiva quiere tener los cuatro casos cerrados antes del 13 de agosto, fecha última para inscribir a los jugadores en el estreno de la temporada oficial: el 15 de agosto ante la Real Sociedad en el Camp Nou.

Evidentemente, viendo el buen rollo entre Laporta y las vacas sagradas parece que el club conseguirá su objetivo de tener estas carpetas cerradas antes de empezar LaLiga, y con el contrato de Leo Messi en la ‘pole position’ para poder inscribirlo también a tiempo y respetando los ratios de masa salarial que permite el ‘fair play’ financiero.