OLYMPIQUE 2-VILLARREAL 1

El Villarreal mereció más en el Velodrome

Los de Unai Emery cayeron en casa del Olympique de Marsella por los goles de Fer Niño en propia y Payet. Alberto Moreno recortó distancias.

0
El Villarreal mereció más en el Velodrome
VILLARREAL

El Villarreal mereció más en el partido que acabó perdiendo por dos goles a uno en el Velodrome. Los castellonenses nunca le perdieron la cara a un partido accidentado para ellos, en el que se marcaron un autogol en la primera parte, y perdieron un jugador en el arranque del segundo tiempo de forma injusta. Es verdad que el Olympique generó peligro con un buen Payet, pero el equipo al que se le vio más sólido y con una idea más clara de juego fue al de Emery.

Es más, los castellonenses intentaron superar todas las dificultades del partido a base de personalidad en el campo, control del juego y desparpajo en ataque. Y es que solo viendo el once que presentaban los amarillos, con hasta nueve bajas de jugadores de peso, para ver que no sería un partido fácil ante el Olympique que puso todo lo que tenía en el campo.

Los franceses marcaron en su primera llegada, un centro que Niño se metía en su portería, lo que dejó tocados a los españoles. Pero poco a poco y de la mano de Trigueros y Morlanes, se hicieron con el balón y con el partido. Pedraza, Niño y Pino salían como balas, lo que hacía pensar en la igualada.

Y así arrancaba la segunda parte, con la sensación de que el Villarreal tenía el partido de su lado, controlando y presionando arriba. Pero con eso llegó al expulsión de Foyth por una segunda amarilla rigurosa a los dos minutos, se engancharon Emery y Sampaoli en los banquillos, y el Villarreal perdió a su técnico expulsado y los nervios. Esos minutos valieron para que los locales dominaran, llegaran, marcaran tres goles (dos fueron anulados), para solo valer uno de Payet.

Parecía que aquello acabaría en goleada, ya que al Villarreal se le veía agobiado y sufriendo. Pero Emery metió en el campo a Alberto Moreno y Peña como extremos, con lo que cambió el partido. El Villarreal recuperó el balón, aparecieron Morlanes y Trigueros filtrando balones a la espalda de la defensa local, para que Moreno y Peña generan peligro. Marcó Moreno al final, pero la sensación es que el Villarreal mereció más a pesar de estar con uno menos.