BARCELONA

Griezmann y Coutinho se quedan

Koeman ha dado el OK para la continuidad de ambos y solo una oferta estratosférica les impediría jugar en el Barcelona esta temporada.

0

Giro radical a los acontecimientos. Cuando parecía que el club tenía prácticamente decidido la salida de Antoine Griezmann o Philippe Coutinho con el fin de rebajar la ingente masa salarial de la plantilla -ambos son jugadores en el escalón más alto de ficha, sólo por debajo de Messi-, la dirección deportiva del club, respaldada por Ronald Koeman, ha decidido la continuidad de ambos, salvo la llegada de una oferta estratosférica, según matizan en la entidad.

En el caso de Griezmann, el club desmiente de forma categórica que se hubiera llegado a plantear un trueque con Saúl del Atlético Madrid, asegurando que sería una forma de regalar a un jugador al rival; “no vamos a repetir un Luis Suárez”, llegaron a señalar algunas fuentes.

De hecho, en la entidad blaugrana destacan que el internacional francés es un jugador top, que ha costado 120 millones hace menos de dos años y que ahora mismo cuenta con el respaldo absoluto de Koeman, quien está muy satisfecho de cómo ha llegado en este inicio de pretemporada, con más hambre y ganas que nunca.

Tanto es así que, a día de hoy, el club aún no se ha planteado la posibilidad de negociar con Griezmann una reducción o rebaja de su ficha, al considerar que su valor se adecua a los parámetros actuales.

El Barcelona tampoco se plantea hacer un trueque para equilibrar los números como el caso de Neto y Cillessen o Arthur y Pjanic, por lo que la salida de Griezmann se antoja como muy complicada en un mercado que está prácticamente paralizado. Si bien, desde el club asumen que los últimos quince días de mercado, desde el 15 al 30 de agosto, pueden haber grandes sorpresas en cuanto a fichajes y traspasos, sobre todo en los clubes de la Premiere League.

En una situación similar se encuentra Philippe Coutinho. El jugador, que está a punto de reaparecer tras casi ocho meses de baja por una grave lesión en el menisco, cuenta con el aval de Koeman, que le considera un jugador aprovechable en todos los sentidos. De ahí, que el club lo considere un activo importante y no esté dispuesto a desprenderse del brasileño si no llega una gran oferta por el jugador.