ATHLETIC

La afición vuelve a Lezama

Un total de 140 seguidores asistieron 507 días después a un entrenamiento del Athletic. Muniain y Unai López, ausentes. Sancet se lució de cara al gol.

0
La afición vuelve a Lezama
AIOL

Y Lezama recuperó a la gente 16 meses después. Un total de 140 fueron los afortunados para asistir por fin a un entrenamiento del Athletic, algo desterrado desde que estalló con toda la virulencia la pandemia en España el 6 de marzo de 2020. Se han hecho muy largos estos 507 días. Tal vez por eso el silencio presidió la sesión vespertina del equipo, la tercera del día, en la nueva grada del flamante Campo 1. Los jugadores salieron de los vestuarios en medio de una cerrada ovación y correspondieron devolviendo los aplausos. Posaron con la gente a la espalda y solo se escuchó alto y claro un grito de un jovencísimo hincha: "¡Athletic!".

La cita era a las seis y media, pero algunos hicieron cola desde una hora antes. Muchas fotos y autorretratos. Camisetas de Vesga, Aduriz, Williams, una verde de las nuevas que lucía un crío con 'Vilalibre'... Los miembros de seguridad les midieron la temperatura, les aplicaron gel hidroalcohólico en las manos y comprobaron que su número de socio correspondía con el enviado por correo electrónico a la dirección habilitada. Todos accedían por la parte del aparcamiento subterráneo y los tornos que están a su lado. Había opción de llegar a 152 espectadores, con un máximo de dos acompañantes, pero a última hora alguno tuvo que ausentarse porque no se llegó a esa cifra. Se ha visto a parejas, grupos de tres y hasta alguno de cuatro, todos con la distancia de seguridad pertinente entre sí. La idea es que va a haber una sesión de este tipo cada semana. El club habilitó un dispositivo especial de 'Txapelgorris’ para ayudar a los asistentes en cualquier momento y resolver las dudas que pudieran surgir. "Hay muchísima ansiedad por volver. Para ver a los jugadores, el trabajo de Marcelino y cómo ha quedado Lezama", se frotaba lo ojos más de uno. "Parece otra instalación", remataba a su lado una joven atendiendo a la reforma en el edificio del primer equipo y las que avanzan imparables en la nueva residencia para los canteranos. "Con las medidas de prevención, se podía haber venido antes", agregaba Aitor. "Ahora ya solo nos queda regresar a San Mamés. Esto lo llevamos en la sangre. Todo lo del confinamiento y estar lejos de los jugadores ha sido muy duro", se entristecía una socia.   

El protocolo COVID establecido por el Athletic contempla además que "no haya fotos con los jugadores ni firma de autógrafos". El color rojo y blanco volvió a vestir la grada en un entrenamiento. La sesión fue ligera, con rondos y dos partidillos, uno de ellos en un campo parcelado con superioridad de atacantes sobre defensas. Sancet se mostró muy acertado de cara al gol. Unai Simón sigue con la selección olímpica. No estuvieron los lesionados Kodro, Nolaskoain, Yuri, Yeray y Córdoba. Muniain y Unai López abandonaron las instalaciones en sus vehículos mientras todos entrenaban. El primero está tocado y el segundo no cuenta. Dani García recibió un golpe en la rodilla derecha, y se tuvo que retirar, pero, tras colocarse una protección, pudo volver. Morcillo hizo una jugada de fantasía ante Petxarroman y Nico Williams mostró parte de su repertorio de recibir e irse de primera. El trabajo duró un poco más de una hora. Aplausos en cada gol y ovación final para dejar caer el telón. La vieja normalidad está más cerca.